Caro Quintero no regresó a la Noria, dicen sus habitantes

Por Redacción

Caro Quintero no regresó a la Noria, dicen sus habitantes
La Noria Badiraguato, la tierra de Rafael Caro Quintero es un pueblo fantasma, o por lo menos, eso se quiere aparentar. Los rumores se disipan a simple vista, Caro Quintero no regresó a la Noria de manera inmediata al obtener su libertad mucho menos al conocer la noticia de su reaprensión, en el pueblo de la Noria no hay indicios de la presencia de Rafael, no hay rastros de fiesta, de visitas, en ese lugar hace mucho tiempo no ocurre nada, no pasa nada, ni el tiempo. A lo largo de los años cuentan, la familia Caro Quintero, dejó el lugar y con su partida se fue la bonanza, las fiestas, la riqueza, sin embargo el deterioro no es agresivo, las viviendas todas propiedad de los Caro se mantienen en buenas condiciones y aun cuando los corrales ya no resguardan ganado fino y las fuentes de empleo parecen nulas, las siete familias que ahí habitan no abandonan la comunidad. Quienes sobreviven en la Noria, no conocieron a Rafael Caro Quintero, la mayoría mujeres jóvenes ni siquiera habían nacido cuando el capo, fue detenido, sin embargo habitan en las propiedades de la familia, más aun mantienen en buen estado el lugar. Aquí no hay gobierno, no hay escuela, solo largas horas. Sobre los álamos, destacan imponentes las dos torres de la capilla de la familia Caro Quintero, el templo católico particular esta resplandeciente, recién pintado, luminoso como esperando a alguien, la finca, tiene movimiento pero a la vista de extraños, este se detiene, hay luz, hay siembras, hay vehículos, hay silencio y soledad, nadie da detalles, nadie insisten sabe nada. El mito es más grande aun la leyenda se enriquece, “el narcos de narcos” esta libre y nadie sabe donde esta.

Más en Lo relevante

Más en Lo relevante

PROGRAMAS

Reporteros Pro

NOTICIAS