Desean una cena navideña y recibir regalos que nunca han tenido

Por Fernando Navarro

Desean una cena navideña y recibir regalos que nunca han tenido
Sin duda que en esta Navidad el anhelo de toda familia es reunirse estando todos presentes para disfrutar de la compañía, la charla y de una buena cena o comida y en esa convivencia hacer un espacio para romper la tradicional piñata y repartir regalos, pastel, bebidas y dulces entre los pequeños del hogar. Por desgracia, no todas las familias están en posibilidad de tener una Nochebuena y una Navidad con esas características; sobre todo por un factor determinante mismo que consiste en que los recursos económicos no son suficientes. Tal como se da en la mayoría de en los grupos familiares que habitan en la comunidad de Tórim, donde las carencias son una constante en el modo de vida de los lugareños. Es por ello que el anhelo por tener una convivencia inolvidable, es mayor en ellos que en cualquiera de las muchas familias sonorenses y así lo expresó, aunque algo apenada o cohibida, la señora Ángela Fabiola Valencia Buitimea. Bajo el abrazo de un frondoso árbol se desarrolló la entrevista con esta familia Yaqui, compuesta, además de los papás, por tres hijos, Andrés Valencia Valencia de 8 años de edad, Brígida Fabiola, de 5, y Fabián Agustín de tan sólo 3 años de edad. En torno a ese árbol, los pequeños rostros inocentes engrandecen su mirada para expresar su anhelo y el derecho infantil a ser felices, más allá de la felicidad que les provee su linaje indómito, más allá de la naturaleza del entorno y la raíz indígena de la que provienen. Ellos, Brígida y Fabián, viven junto a su hermano Andrés y sus padres, en una humilde casa construida con horcones, plástico, carrizo y otros trozos de madera; el dormitorio es el mismo espacio de la sala y la cocina aderezados con una hornilla. Fabián Agustín aún no habla el idioma español, por lo que su hermana a la vez de solicitar los regalos que le gustaría recibir, pidió un presente navideño para su hermanito, no sin enfrentarse al problema lingüístico que representa dominar un idioma extranjero, por lo que combino la lengua Yaqui en su petición. De alguna u otra manera, esta familia Yaqui de escasos recursos, quieren tener una digna festividad en este diciembre y usted puede contribuir haciéndoles llegar un Regalo de Alegría.

Más en Lo relevante

Más en Lo relevante

PROGRAMAS

OMG!
Reto Gaspasa

NOTICIAS