Exhortan a no comprar cohetes a los niños; son peligrosos

Por Redacción

Exhortan a no comprar cohetes a los niños; son peligrosos
Durante las fiestas de Navidad y Fin de Año en México es tradición, al igual que en muchos países, quemar cohetes, cohetillos, fuegos artificiales o pirotécnicos; sin embargo, el uso incorrecto de éstos, puede ocasionar lesiones con secuelas permanentes, alertó personal médico de urgencias del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Una de las principales demandas de atención en los servicios de urgencias del IMSS durante las fiestas decembrinas, son: las quemaduras por cohetes, y generalmente los más afectados son las y los menores de entre 5 y 14 años de edad, por lo que los médicos exhortaron a madres y padres de familia a abstenerse de comprar a sus hijos este tipo de artefactos. El equipo de urgenciólogos del Seguro Social señaló que el daño causado por la explosión de cohetes puede ser muy grave; más de la mitad de las lesiones por estos explosivos afectan manos o brazos, el resto en el abdomen, tórax, cara, genitales y piernas. Indicaron que cuando los cohetes no se sueltan oportunamente, pueden producir quemaduras leves, aunque dolorosas, que pueden dejar cicatrices menores; sin embargo, en muchos casos, se llega a la amputación de los dedos de la mano o de la mano completa y hay quemaduras que son tan extensas y profundas que ponen en riesgo la vida. Por otra parte, agregaron, el ruido ocasionado por estos productos puede provocar lesiones auditivas, ya que el estallido alcanza hasta 190 decibeles, que es bastante más de lo que el oído puede soportar. Los niños están más expuestos a este daño ya que su sistema auditivo es más vulnerable, por lo que se recomienda colocar tapones o alejarlos de la cercanía del impacto. En caso de que alguna persona presente algún tipo de quemadura por este tipo de pirotecnia, deberán acudir de inmediato al área de urgencias de su unidad médica más cercana para que sea valorada y atendida de acuerdo a la lesión. Personal médico del Seguro Social advierte que todos los juegos de pirotecnia conllevan riesgos, aún en manos de expertos, ya que la chispa de una simple estrellita o luz de bengala, puede prender fuego a la ropa o lastimar un ojo. Por tal razón, comprar y permitir que los niños jueguen con cohetes aunque algunos parezcan inofensivos, es sumamente peligroso.

Más en Ciudad

Más en Ciudad

PROGRAMAS

Reporteros Pro

NOTICIAS