Estilo de vida saludable previene el cáncer de prostata

Por Redacción

Estilo de vida saludable previene el cáncer de prostata
Durante la mayor parte de la vida de un hombre, la próstata crece, por lo que es muy frecuente que a partir de los 60 años de edad se presente una condición anormal, conocida como próstata agrandada, clínicamente diagnosticada como hipertrofia prostática benigna, informó el coordinador auxiliar de Atención Médica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Natividad Salomón Medina Carrillo. Detalló que el cáncer de próstata se produce cuando las células de esta glándula mutan y comienzan a multiplicarse descontroladamente, teniendo una capacidad de propagarse a otra parte del cuerpo, especialmente a huesos y ganglios linfáticos. El coordinador médico del IMSS destacó la importancia de acudir con su médico familiar y solicitar una revisión, con la finalidad de prevenirla o, en su caso, detectarla de forma temprana. Si este padecimiento es diagnosticado en las primeras etapas, es más fácil de curar. Algunos de los síntomas iniciales del cáncer de próstata, detalló Medina Carrillo, son: dificultad para comenzar o terminar de orinar, fuerza reducida en el flujo de orina, goteo al final de la micción o dolorosa y/o con ardor. Los síntomas de alarma son cuando al orinar se hace en poca cantidad y frecuentemente, especialmente por la noche; eyaculación dolorosa, sangre en la orina o incapacidad para orinar y dolor continuo en la parte baja de la espalda, pelvis o zona superior de los muslos. Para prevenir este padecimiento, indicó, se recomienda tener una dieta balanceada, seguir un régimen de ejercicio físico, informarse respecto a medicamentos que pudieran atrasar el desarrollo del cáncer de próstata y practicarse exámenes periódicos, sobre todo a partir de los 40 años, un chequeo anual. Informó el médico del IMSS que existen muchos tabúes que detienen a los varones a que se practiquen el examen, ya sea por vergüenza o por temor a perder su virilidad; así como el miedo de manifestar pérdida de potencia sexual. El examen para detectar la enfermedad puede ser el tacto rectal practicado por proctólogo; el antígeno específico de la próstata –con una muestra de sangre-; y la punción/biopsia de próstata. El tratamiento a seguir varía e incluye métodos como radiaciones, terapia hormonal, cirugía y/o quimioterapia. Acude a tu médico. Recuerda… más vale PrevenIMSS.

Más en Ciudad

Más en Ciudad

PROGRAMAS

Futbol Femenil

NOTICIAS

Clientes