Protegen en Mazatlán la anidación de la tortuga golfina.

Llega la temporada de reproducción, su peor enemigo el hombre.

Por Damaris López

Desde julio a octubre recorren todas las noches 17 kilómetros de playa en busca de nidos y tortugas. Es una de las temporadas de mayor recolección de huevos, pero también de retos para encontrar antes que los depredadores y cazadores a la tortuga golfina. Solo una de cada mil llegará a la etapa adulta y reproductiva. Una de las ocho especies que hay en el mundo y estuvo a punto de desaparecer tras una caza indiscriminada. La bióloga, Erendira González Diego y un equipo de policías estatales preventivos llevan un control de va desde la vigilancia de la playa hasta el registro de cada nido. En el campamento de Estrella de Mar, a lo largo de la costa en Mazatlán llega la tortuga en su etapa de reproducción. En esta temporada contabilizan casi mil 300 nidos con promedio de 100 huevos cada uno. Los recorridos rinden frutos, este año se logró detener a una persona que había saqueado seis nidos y tenía en su posesión dos tortugas, el hombre fue remitido a la Procuraduria General de la República. La especie es cazada por su piel, carne y los huevos aunque muchos desconocen son perjudiciales para la salud. Luego de 45 a 50 días de permanecer en la unidad de manejo las pequeñas tortugas nacen y son liberadas. Las que corran con suerte y sobrevivan en 15 llegarán a la etapa reproductiva y las hembras regresarán a esta misma playa a desovar.

Más en Reportajes

Más en Reportajes

PROGRAMAS

Reporteros Pro

NOTICIAS