SUICIDIO INFANTIL: TERRIBLE REALIDAD

Va en aumento el suicidio infantil en Sonora

Por Itza María Caro

Duele hablar de la muerte.......Duele cuando se habla de suicidio......Pero duele o se lamenta e impacta  aún más si en este acto se involucra a niños..

El tema del suicidio mueve fibras muy dolorosas en el ser humano, las estadísticas revelan el aumento en el número de decesos por dicha causa. A la fecha y a 2 meses de concluir el año, son 27 suicidios los que se tienen registrados en los 4 municipios que comprende Jurisdicción Sanitaria IV, mientras que el año anterior se cerró con 23 casos, además se señala que es en verano cuando los números se disparan. Ricardo Romero Cuen, psicólogo de CIFA ,plantea que los niños no tienen el concepto de muerte como algo definitivo, o como algo que se termina y ya no hay regreso, Las edades del suicidio cada vez son más alarmantes en los niños, incluso ya se habla del suicidio infantil en menores de 8 y 9 años.

En la actualidad el ritmo de vida y la exigencias con las que vive la sociedad, provocan que en la gran mayoría de las familias se viva con algún tipo de carencia emocional, explico el especialista Ricardo Romero.

La depresión es un factor muy importante y alarmante para desencadenar un suicidio.  Esto a veces viene acompañado de las drogas y la falta de atención de los padres en gran medida. Además de existir otros factores como la cultura v la educación, afirmó la Responsable de Prevención de Adicciones y Violencia Familiar y de Género en Jurisdicción.

Lo más importante para un niño es su familia y su entorno, para el especialista en psicología Romero Cuen, los niños de ahora crecen huérfanos con padres con ausencia afectiva de contacto, de jugar  de estar con ellos, de suplir dichas necesidades con objetos materiales o tecnológicos.La terapia en niños con conductas suicidas suele ser más rápida que en adultos, ya que los infantes no son rencorosos, expresó Romero Cuen. Mencionando además la importancia de la terapia psicológica integrando a toda la familia. 

Para evitar frases como: “Por qué no le hice caso” o “Por qué no me di cuenta”, es necesario ponerle atención a niños y jóvenes, darle importancia a los mensajes que dan, a sus cambios de humor y sobre todo, darles calidad de vida con respeto, amor y atención. Cuando se busca un suicidio por parte de un infante, se debe recordar que el niño sólo es el síntoma del conflicto.

Más en Reportajes

Más en Reportajes

PROGRAMAS

OMG!
Reto Gaspasa

NOTICIAS