Una sonda de la NASA descubre un océano subterráneo en Plutón


El análisis de unas imágenes captadas por la NASA revela que Plutón podría albergar tanta agua salada como la Tierra, haciendo del planeta enano un lugar “potencialmente habitable”.
Una sonda de la NASA descubre un océano subterráneo en Plutón

Por Redacción

jueves, 17 de noviembre de 2016 0:00

Hace una década que Mike Brown asesinó a Plutón como planeta del Sistema Solar. Tras aquella recalificación científica, los miembros de la misión de New Horizons tomaron la nueva categoría de este cuerpo celeste como "un obstáculo más a la hora de explorar su superficie", como afirmó Brown para la BBC en 2015.

Sin embargo, ese mismo año la sonda de la NASA hacía historia al acercarse más que nunca a Plutón y sobrevolar su superficie. Las imágenes de la sonda mostraron que su superficie estaba cubierta de volcanes de hielo y que aquel explaneta enano tenía corazón.

Ahora, dos estudios publicados en Nature han analizado el "lóbulo" izquierdo de Plutón ―conocido como Sputnik Planitia― y apuntan a que bajo su capa helada se encuentra un océano de agua líquida.

Según uno de los estudios, hace millones de años Plutón chocó con un enorme cometa de 200 kilómetros de diámetro. El impacto creó un cráter donde fue acumulándose hielo de nitrógeno, metano y dióxido de carbono. Este fenómeno contó además con el efecto gravitatorio de Caronte ―la mayor luna de este cuerpo celeste―, que terminó por desplazar todo el planeta sobre su eje de rotación. Por esta razón, Plutón siempre está anclado y mostrando la misma cara respecto a su luna.

EN CASO DE NO
CARGAR LA IMAGEN ESTO SE VISUALIZA

La gran incógnita para los autores de ambos estudios es de dónde sale tanto hielo como para desplazar a un planeta entero. Según analiza Francis Nimmo, uno de los coautores del segundo estudio y miembro de la Universidad de California en Santa Cruz, la explicación más obvia es que "hubiera una gran masa de agua bajo el hielo de Sputnik Planitia".

Además, resalta que "en el núcleo rocoso del planeta hay suficiente radioactividad como para derretir una capa de hielo de unos 100 kilómetros de grosor". Es así que cuando se dio la colisión, el agua fluyó al exterior "llenando parte del cráter y desplazando todo el planeta".

Este océano, apunta la investigación, podría estar formado no solo de agua, sino también de amoniaco, que actúa como un anticongelante. Nimmo analiza que "probablemente" este océano con un volumen similar al de los que encontramos en la Tierra, es " potencialmente habitable".

Dos teorías confrontadas

El modelo del doctor Nimmo apostilla que la reorientación de Plutón ocurrió en pocos miles de años. Sin embargo, existe otra teoría. Según James Keane, astrónomo de la Universidad de Arizona y coautor de uno de los dos estudios, sugiere que el cambio ocurrió de manera más lenta, llegando a los 10 millones de años para dar tiempo a que el hielo de nitrógeno se acumulara en la cuenca.

Para comprobar cuál de las dos teorías es la acertada y pueda medirse con precisión la gravedad de Plutón, sería necesario "poner algo en órbita alrededor de este cuerpo celeste", analiza Nimmo, " y esto no ocurrirá por algún tiempo".


Compartir nota


Ultimas Noticias

tambien te puedo interesar

Secciones de noticias