Elabora productos con piel que él mismo curte


Gracias a que ganó una beca PACMyC, Gerardo Habas pudo echar a andar su propio taller de Talabartería y sacar adelante a su familia

Por Fernando Navarro

miércoles, 28 de diciembre de 2016 0:00

Después de pasar el puente que indica el camino hacia Cedros, el olor a piel recién curtida invade al olfato, se oyen ladridos de perros y la sonoridad de aves en medio de las casas en la sierra baja de Sonora, una calle empinada y angosta conduce al destino buscado, la vivienda-taller de Gerardo Habas.

La expresión de buenos días, además del honesto saludo, es una invitación a pasar hasta la parte trasera de la casa, donde son perceptibles los arreos, los trabajos en proceso y algunos ya terminados; tales como chaparreras y teguas de vaqueta.

Algunas gallinas con sus crías se pasean en la escena de la entrevista, su piar acompasa las primeras preguntas a Gerardo, "El Geri" como lo conocen en Tesopaco. Primero muestra los depósitos donde curte la piel, la piel ya curtida y el cuero o vaqueta extendida sobre unas pilas de cemento, mismas que son parte del proceso que desarrolla un talabartero.

Pero no sólo con pieles trabaja Gerardo, sino también emplea la madera, de Guásimas en este caso, con la que fabrica los fustes, estructura que, una vez que se arme sobre un artefacto denominado "burro", mismo que asemeja el lomo de la bestia, y se forre de piel, terminará en montura; trabajo artesanal que en el mercado se venderá a 6 mil pesos.

Al seguir los pasos de Gerardo se llega a un fuste ya terminado, mismo que empotra en un "burro" de material, hecho sobre el exacto lomo de un caballo; fuste perfecto que así al natural se pueden vender a mil pesos en las talabarterías.

Este oficio lo aprendió hace 15 años con un señor de Nuri, llamado Ricardo Gutiérrez, pero poco a poco Gerardo buscó cómo poner su propio taller y con un proyecto PACMyC se hizo de las herramientas y materiales para variados productos en piel, en los que se incluyen teguas a 350 pesos el par y cintos de doble vaqueta a un costo de entre 180 y 200 pesos; así como estuches para celulares y estribos.

Antes Gerardo trabajaba con la ayuda de sus tres hijos y su esposa, ahora y sin que su familia se haya desligado, cuenta con Óscar Valenzuela Díaz como socio, quien es de Tepoca, un municipio serrano que se encuentra a 58 kilómetros de Tesopaco.

Junto con él planea reubicar el negocio, al que denominarán Talabartería "Los dos municipios" a la entrada de Rosario, Tesopaco donde sus productos sean más visibles para los potenciales clientes.

Si usted está interesado en los productos artesanales que elaboran Gerardo Habas y Óscar Valenzuela, se puede comunicar con ellos al número de celular 6471 172228.


Compartir nota


Ultimas Noticias

tambien te puedo interesar

Secciones de noticias