El abecedario del diablo: otro “juego” sádico que pone en riesgo a tus hijos

Si te impresionó el terrible reto de “la Ballena Azul” al que “juegan” algunos adolescentes alrededor del mundo, no creerás lo que están jugando ahora los niños menores de 10 años

Por Olivia Guzon

El abecedario del diablo: otro “juego” sádico que pone en riesgo a tus hijos
La nueva tendencia lleva un nombre que le hace honor por sus espeluznantes reglas sádicas, se trata del “abecedario del diablo”, una nueva moda que se ha identificado entre los más pequeños por primera vez en España y que busca causar dolor al participante.

Con la intención de que los adultos ¡identifiquen no sólo las heridas sino la práctica misma del “juego” en sí, TVP informa que consiste en recitar el abecedario y decir una palabra que empiece con cada mientras un compañero rasca con las uñas el dorso de la mano del pequeño cada vez más rápido y fuerte haciendo que el participante acelere el ritmo.

Las heridas provocadas son pequeños rasguños que pueden llegar a infectarse, pero en algunos casos más extremos, se trata de marcas más profundas de tres a cinco centímetros, pues se utilizan objetos punzo cortantes, como tijeras u otros útiles escolares como el compás, o la punta de una regla.

El primer caso fue registrado hace unas semanas en la comunidad de Mieres, España, cuando una madre notó las heridas en su hijo ambas manos de su pequeño de 8 años, a quien tras cuestionarle sobre su origen confesó haber “jugado al abecedario”, reportó el periódico español La Nueva España.

De acuerdo con el diario, dicha madre contó lo sucedido a una amiga quien publicó una fotografía de las heridas del niño y alertó sobre la nueva tendencia en su cuenta de Facebook. La mujer aseguraba que había más niños afectados en su pequeño escrito de carácter público que podía ser visto por todos los usuarios.

Aunque la publicación fue eliminada al poco tiempo, su impacto fue suficiente para llegar a las manos de la Asociación Contra el Acoso Escolar de Asturias (Acae), quien contacto a la autora, según el periódico español.

"Este niño es un alumno de un centro concertado de Mieres en el que se han dado más casos. No queremos generar alarma, nos hemos puesto en contacto con el colegio y estamos trabajando en coordinación con la Policía Nacional", señaló Encarna García, presidenta de Acae al portal de noticias.



Al profundizar en el tema, la asociación descubrió que “el abecedario del diablo” va más allá de ser un juego cruel, sino que sigue lo patrones de maltrato o acoso, ya que las “víctimas” se prestan a dicha práctica como parte de un ritual para ingresar a un “club”, por lo que la presión social y los esquemas de popularidad juegan un papel importante. Al final, todo se remite a lo mismo: el fuerte deseo de pertenecer a un grupo. Si logras resistir el dolor y decir todo el abecedario estás dentro y las cicatrices son las marcas de los miembros.

La Acae reportó a los medios que contactó al colegio y que en efecto se encontraron más casos, por lo que ahora están trabajando en coordinación con la Policía Nacional para atacar el problema, ya que al parecer conforme la tendencia se ha popularizado se ha generado una nueva modalidad del reto en el que las heridas son ocasionadas a los costados para evitar dar señal a otras personas y no tener que delatar a sus “amigos”.

Por si fuera poco, la situación parece ser más alarmante, ya que, según el diario español, algunos padres han reaccionado a las heridas asegurando que “son cosas de niños”. En ese sentido hay que analizar el trasfondo psicológico del “juego”, pues independientemente de la gravedad del daño físico puede ser el primer síntoma de una larga cadena de bullying, que a tan temprana edad puede llevar a la formación de futuros agresores desempeñando acciones mucho más sádicas.

Si bien no se han reportado casos en otros países, el antecedente de la proliferación del reto de “la ballena azul” desde Rusia hasta Latinoamérica ha dejado claro que dichas tendencias tristemente llegan a convertirse virales y se propagan con mayor rapidez gracias a las redes sociales. Aunque en este caso se tratan de niños más pequeños, no hay que descartar que dicho reto escale a otros grupos de edad con heridas más graves.

Como siempre, la recomendación para docentes y padres de familia estar atentos ante la presencia de marcas y las actividades que los niños realizan en grupo, ya que al practicarse el reto suele existir un público presente.

También te puede interesar:

Más en Internacional

Más en Internacional

PROGRAMAS

Reporteros Pro

NOTICIAS

Clientes