Ellos cuatro arriesgaron su vida por salvar a otros en el ataque de Londres

Cuatro testimonios, cuatro valientes que arriesgando su vida ayudaron a otros

Por Olivia Guzon

Ellos cuatro arriesgaron su vida por salvar a otros en el ataque de Londres

Parecía ser una noche normal en las calles de la ciudad inglesa cuando de repente una furgoneta blanca se abalanzó sobre un grupo de  personas en el Puente de Londres, atropellando a todo quien se ponía a su paso. Después, se dirigió al Mercado de Borough, donde tres terroristas del Estado Islámico abandonaron el vehículo y comenzaron a apuñalar a varias personas en la calle hasta que finalmente fueron abatidos a tiros por la policía.

Fueron tan sólo 10 minutos, pero para quienes lo vivieron pareció ser horas. Al menos ochos personas murieron ese sábado 3 de junio y alrededor de 50 resultaron heridas.

 

El español que se enfrentó a los terroristas

Los españoles Guillermo, Joaquín e Ignacio habían disfrutado de una tarde de andar en bicicleta y patineta por las calles de la capital cuando a lo lejos divisaron una escena que parecía ser una gran pelea, se acercaron al lugar y vieron como un policía caía al suelo después de ser atacado por los terroristas.

En cuestión de segundos, Ignacio ya se encontraba en medio del enfrentamiento.



 

“De repente, la próxima cosa que recuerdo es a Ignacio ya allí, como en la pelea, dándoles patinazos a todos los tíos que estaban allí", dijo Guillermo a una reportera de la cadena española Noticias Cuatro.

“Los tíos estaban allí protegiéndose como podían. Claro, un patinete contra un cuchillo así y tres o cuatro tíos... te van a matar, tienes que tener mucho valor, mucho valor”.

Ese fue el último recuerdo que el joven tiene de su amigo, pues segundos después uno de los terroristas se fue contra él y este corrió lo más rápido que pudo. En primera instancia se reportó a Ignacio como desaparecido; sin embargo, días después su hermana confirmó su muerte en su cuenta de Facebook.

 

 

El hombre que aventó sillas y mesas

Gerard estaba en uno de los bares donde entraron los atacantes y vio como apuñalaron a una joven frente a él.

“Yo no pude hacer nada... eran tres.... la apuñalaron unas 10 o 15 veces y ella gritaba: '¡ayúdenme, ayúdenme!', arrojé tantas mesas y sillas como pude para ayudar, no pude hacer nada más", dijo a la cadena británica BBC.


De acuerdo con el inglés la escena era escalofriante.

"Después los tres corrieron y apuñalaron a un hombre. Entonces alguien gritó: 'corran, corran, son terroristas' y toda la gente comenzó a correr y los atacantes también corrían y atacaban a la gente con los cuchillos".


El periodista que salvó a su amigo

El editor de la sección de negocios del diario “Sunday Express”, Geoff Ho, se encontraba en el restaurante Black & Blue con sus amigos cuando los terroristas entraron al lugar y comenzaron a apuñalar a las personas.

 

Como era de suponerse la mayoría de sus amigos y trabajadores del lugar se escondieron bajo las mesas, pero Ho notó que uno de sus amigos se quedó inmóvil detrás de él, así que pese al terror que corría por sus venas trató de detener a los atacantes.

“Creo que logré golpear a uno, pero no sé si fue él o uno de sus cómplices quien me alcanzó y apuñaló en la garganta”, señaló el periodista a la BBC.

“También hirieron a mi amigo con puñaladas menores en el rostro y las manos, después corrieron”.

A pesar de estar herido cargó a su amigo, que seguía en shock, hasta el cuarto de almacenamiento, donde llamó a la policía.

 

El que regresó a pagar su cuenta en un bar

Richard, de 33 años, se encontraba sentado cerca de la puerta en el restaurante Arabica Bar y Kitchen cuando los terroristas atacaron, afortunadamente salió ileso, pero al día siguiente algo le preocupaba: él no había pagado su cuenta del bar.

 

En un acto de solidaridad por las pérdidas económicas generadas para los propietarios de los bares del Mercado de Borough, así como de agradecimiento hacia los trabajadores que lo auxiliaron, Richard regresó al día siguiente a pagar su cuenta.

“Tengo que pagar mi factura”, dijo a Buzzfeed News. “Tampoco dimos propina al personal que estaba velando por nosotros cuando deberían haber estado ayudándose ellos mismos”.

El inglés dijo haber visto como una persona se enfrentaba a los terroristas tirando sillas y una mesa en el restaurante de enfrente, y a otro salir con el cuello y el pecho cubiertos de sangre del local de al lado, el Black & Blue. Ellos eran Gerard y Geoff, de las historias anteriores.

“Si ellos (los extremistas) tienen un problema conmigo por tener amigos gays y transgénero, coquetear con hombres y ser gay, entonces voy a seguir haciéndolo”, aseguró.

“Esta gente no debe ganar. Esta es la mejor ciudad del mundo y Borough Market es uno de mis pedazos favoritos de la mejor ciudad del mundo. No voy a permitir que los actos bárbaros de las personas cobardes lo minimicen”.

La tragedia terminó con más sangre, cuando finalmente los terroristas fueron abatidos a tiros por la policía. Sin embargo, a pesar de lo horrible del ataque, estos testimonios demuestran que este tipo de atentados lejos de infringir sólo miedo, empiezan a hacer enojar a los ciudadanos, lo suficiente para que éstos luchen… sin importar si eso implica sacrificar su vida.




También te puede interesar:

No tengo días malos porque no soy mujer: Vladimir Putín

Trump Junior defiende a su padre

Comey acusa al Gobierno de Trump de "difamarlo"


Más en Internacional

Más en Internacional

PROGRAMAS

Reporteros Pro

NOTICIAS

Clientes