Poliamor: ¿es posible amar a más de una persona?

No es algo nuevo, existe desde hace siglos y se popularizó a principio de los 90's

Por Olivia Guzon

Poliamor: ¿es posible amar a más de una persona?

Para la mayoría de las personas monógamas puede parecer como infidelidad o promiscuidad, pero quienes practican este estilo de vida aseguran que va mucho más allá de lo físico.


Ellos son los poliamorosos: personas que tienen una relación íntima, amorosa, sexual y duradera de manera simultánea con varias personas, con el pleno consentimiento y conocimiento de todos los amores involucrados.

 

Esta tendencia se ha convertido en un movimiento social a nivel mundial y actualmente lucha por sus derechos y aceptación como una opción legítima, por lo que muchos consideran que se encuentra en una fase comparable a la del movimiento homosexual.

 

Sin embargo, el poliamor no necesariamente involucra una preferencia homosexual o bisexual, puede tratarse de relaciones heterosexuales e incluso puede no involucrar relaciones sexuales en lo absoluto.

 

De acuerdo con quienes practican el poliamor, el sexo puede estar presente, pero no es fundamental, pues se trata de estar abierto a tener más de una relación amorosa.

 

“Aquí es muy importante contarle a la gente que esto no es un trío sexual, que esto es poliamor. Que tenemos sexo, claro, tenemos sexo entre los tres, pero está fundamentado en el amor”, dijo Manuel Bermúdez en entrevista a CNN en Español, quien después de años de una relación con sus parejas Víctor Prada y Alejandro Rodríguez logró unirse en matrimonio con ambos en Colombia.

 

“Poliamor es la posibilidad de entender que como ser humano puedo amar a más de una persona”.

 


 

Mientras que las personas poliamorosas, por lo general, consideran la monogamia como una opción tan respetable como el poliamor, aunque esa opción no satisface sus necesidades afectivas y/o sexuales; las personas monógamas suelen juzgar a quienes lo practican como promiscuos o hasta infieles, a pesar de que en las relaciones poliamorosas todos los miembros tienen conocimiento de la situación.

 

Si bien a la unión legal en matrimonio con más de un cónyuge se le conoce como poligamia, en el caso colombiano se considera una “trieja” o un matrimonio poliamoroso, ya que los tres involucrados están unidos en matrimonio con las otras dos partes y por lo tanto todos tienen responsabilidades y derechos legales hacia cada uno de los miembros de la “trieja”. Algo sin precedentes en Colombia.

 

De esta manera, el 3 de junio se llevó a cabo el primer matrimonio poliamoroso en ese país, el cual se legalizó en la Notaría Sexta de la ciudad de Medellín a través del documento público con el título de “Constitución de régimen patrimonial de trieja”.

 

“Jurídicamente eso tiene tres significados: el primero es que sí constituyen una familia, el segundo es que, si uno de ellos se va mañana, hay que hacer una separación de bienes y el último es que, si alguno de los tres fallece luego de mínimo cinco años de convivencia, los otros quedan pensionados, porque en Colombia se admite la pensión compartida entre varias personas”, explicó Germán Humberto Rincón Perfetti a CNN, el abogado que estuvo detrás de esta unión entre tres hombres.

 

El documento legal incluye argumentos del derecho internacional, derecho constitucional y derecho interno colombiano.

 


 

De acuerdo con el diario El País, esta curiosa fórmula matrimonial amparada legalmente podría haber llegado a contar con cuatro integrantes, si no hubiera sido porque un cáncer de estómago acabó con la vida del cuarto miembro de la familia, Alex Esnéider Zabala, en 2012.

 

Sin duda el matrimonio ha causado polémica, principalmente en grupos religiosos de índole católica, quienes se han manifestado en contra de las uniones homosexuales y ahora esta nueva fórmula.


También te puede interesar:

Cuba en proceso electoral: Se va Raúl Castro

Construcción de muro iniciará en primavera

Modelo colombiana va presa por secuestros

Más en Internacional

Más en Internacional

PROGRAMAS

Reporteros Pro

NOTICIAS

Clientes