Suegros de española muerta en México reiteran la inocencia de su hijo

Jorge Fernández, el marido de esta valenciana desaparecida y posteriormente hallada muerta en el estado de Tamaulipas, permanece en una prisión de Ciudad Victoria

Por Redacción TVP

Suegros de española muerta en México reiteran la inocencia de su hijo

Al cumplirse un año del asesinato de la española Pilar Garrido, los padres de Jorge Fernández, marido de Pilar y acusado del crimen, aseguran estar convencidos de la inocencia de su hijo.



"Nuestra familia y la familia en España siguen unidas, creyendo en la inocencia de Jorge", dijo a Efe Jorge Fernández Villarreal, padre del marido de Pilar Garrido, acusado de asesinar a la española y que se encuentra preso a la espera del juicio a finales de agosto.



Jorge Fernández, el marido de esta valenciana desaparecida y posteriormente hallada muerta en el nororiental estado de Tamaulipas, permanece en una prisión de Ciudad Victoria, capital de una de las regiones más peligrosas del país, acusado de asesinar a su esposa de 34 años.



"Exigimos la libertad absolutoria porque desde el principio vincularon a proceso a Jorge con mentiras", apuntó el padre del presunto asesino, en un entrevista en el domicilio de la familia, que vive un calvario desde julio del pasado año.



El 2 de julio, Garrido desapareció cuando viajaba con su marido y su hijo, entonces de un año, y el marido denunció que había sido secuestrada por sujetos armados cuando regresaban en coche con su hijo a Ciudad Victoria, tras disfrutar de unas vacaciones en el balneario de La Pesca.




El 26 de julio se encontraron unos restos óseos en un paraje cerca de la carretera en la que se vio por última vez con vida a Garrido.



Quince días después, las pruebas de ADN confirmaron que los retos eran de Pilar Garrido, convirtiendo esta tragedia en uno de los casos más mediáticos del pasado año en México y España.



A finales de agosto, la historia dio un vuelco cuando la Fiscalía de Tamaulipas, uno de los estados más peligrosos del país, acusó al esposo de Garrido de golpear y estrangular a su mujer, dejando el cadáver al lado de una carretera.



"Ya viene el juicio, y nosotros tenemos pruebas porque nos hemos estado moviendo. Tenemos un año trabajando con esto, pero estamos luchando contra un sistema", lamentó el padre de Jorge Fernández.




Desde que inició el proceso, la Fiscalía estatal ha pedido prórrogas para recabar y desahogar más pruebas, en una batalla legal que parece que desembocará en un juicio el 30 de agosto.



Los padres de Jorge Fernández, de quien han corrido ríos de tinta por ser criminólogo, aseguraron que para prepararse para el caso tienen un equipo de abogados y han acudido a organismos de derechos humanos y a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).



No obstante, temen que la Fiscalía estatal fabrique incluso pruebas, en un país con elevados índices de impunidad y poca credibilidad de la justicia.



Tampoco descartan acudir al nuevo Ejecutivo del izquierdista Andrés Manuel López Obrador que tomará posesión el 1 de diciembre, convencidos de que las autoridades estatales fabricaron un caso para buscar un chivo expiatorio, su hijo, y así "cerrar un caso mediático y acabar con la presión del Gobierno de España".




A más de 9.000 kilómetros, en la localidad de Massalavés, la familia de Garrido, especialmente su madre Rosa María y su hermana Raquel, cuidan hoy del bebé de Jorge y Pilar, que ya cumplió los dos años. "El niño está bien, en muy buenas manos", dice el abuelo.



"La familia (política) es bellísima. Nos amamos y nos apoyamos. Ellas nos dan información, y nos dicen que hay que luchar por estos y por lo otro. Esto es una familia", agrega Adriana González, madre de Jorge Fernández.



Los familiares de Pilar Garrido siempre han creído en la inocencia de su yerno, y llegaron a decir que ponían "la mano el fuego" por el ahora viudo encarcelado.



Con la fuerza de ambas familias, Jorge Fernández enfrenta estos días desde prisión la acusación de feminicidio, un delito con penas máximas de hasta 50 años.



"De ánimos esta bien, seguro y agarrado a la fe más que nunca. Esperamos que haya justicia divina, y contar con el apoyo de las organizaciones", relató el padre de Jorge.



La familia también se siente segura de un desenlace feliz tras un juicio que está previsto para finales de agosto, y podría alargarse durante un mes.



Cuentan, aseveran, con el apoyo de la comunidad: "La gente (en el municipio) nos apoya y todo el mundo está indignado. Nosotros seguimos en pie gracias a esta gente, que nos apoya y conoce desde hace 35 años a la familia".




Los padres de Fernández llegaron a ofrecer una recompensa para quien diera información sobre el suceso, y hoy dicen contar con muchos datos que aportarán ante el juez.



Con todos estos elementos, y la falta de unas pruebas contundentes por parte de las autoridades, aseveran, lograrán la liberación de Jorge Fernández.


Con información de EFE.

También te puede interesar:

Donación multiorgánica en Querétaro beneficia a cinco niños

En Veracruz vuelca tráiler cargado de libros; no hubo rapiña

Continúan en labores funcionarios acusados de desaparecer jo...

Más en Nacional

Más en Nacional