10 señales de que no te amas a ti mismo y no te habías dado cuenta

Tenemos que aprender a amar lo que tenemos y no lo que queremos tener, para conseguir una felicidad estable. –Dalai Lama

Por Redacción TVP

10 señales de que no te amas a ti mismo y no te habías dado cuenta

Dalai Lama significa «océano de sabiduría». Este líder espiritual se ha encargado de llevar un mensaje de paz con la intención de hacer de este planeta un mejor lugar para vivir y, sobre todo, para aprender a amar. El amor a los demás y sobre todo a ti mismo es la llave para resolver muchos de los problemas que nos aquejan y nos llevan a la decadencia. La manera en que llevas a cabo tus acciones de todos los días y la intención con que las realizas delatan el grado de amor que expresas hacia ti. Recuerda las palabras de Buda: «Usted mismo, tanto como cualquier otro en el Universo entero, merece su amor y afecto».

¿Cuánto te amas y de qué manera te demuestras lo importante que eres para ti mismo?

¿Amas tu vida, tu cuerpo y lo que haces todos los días con tu familia, con tu pareja, con tus amigos y contigo mismo?

Si eres alguien que no se ama a sí mismo, seguramente tampoco te has dado cuente de que:

1. Vives en relaciones tóxicas en las cuales aceptas las constantes infidelidades de tu pareja o dejas que te humille frente a los demás. Actuar a la inversa también es una manera tóxica de demostrar que no sólo no amas a esa persona sino que tampoco lo haces contigo mismo. Es mejor que estés con alguien que te inspire a respetarlo, admirarlo y sobre todo a amarlo.

2. Tomas decisiones pensando en agradarle a otras personas, como estudiar una carrera que no te gusta, tener un trabajo que detestas, practicar un deporte que odias o toda aquella acción que te inspire malestar antes que placer. Recuerda que los días son breves y la vida es apenas un suspiro como para malgastar energía y pasión en hacer lo que los demás quieren que hagas. Toma las riendas de tu vida y haz lo que llene tu alma de regocijo.

3. Comparas tu vida con la de los demás, sintiendo malestar o celos si alguien ya hizo el viaje que siempre has querido llevar a cabo o ya tiene el auto que has soñado con manejar desde hace mucho tiempo. Estos sentimientos son resultado de una vida insatisfecha que se siente superada por lo que los demás hacen, tomándolo casi como una afrenta personal. Recuerda que nadie está haciéndote daño, eres tú el que no se ha atrevido a tomar la decisión de trabajar para conseguir lo que quieres.

4. Haces lo que sea con tal de que un grupo te acepte, eres capaz de cambiar de personalidad o gustos sólo para sentir que los demás te agradan y te pueden incluir en su círculo. No es necesario que lo hagas: los demás te aceptarán por lo que eres y por lo que puedas ofrecerles, no por ser un clon de ellos.

5. Vives para llamar la atención, porque crees que es la mejor manera de destacar y volverte alguien popular, aceptado socialmente y reconocido a ojos de los demás, a quienes tanto te interesa agradar. Ello te conduce a beber de más, cometer acciones arriesgadas o incluso hacer el ridículo. Ser el centro de atención no es la única manera (ni la mejor) de ser una persona importante.

6. Todo el tiempo te esfuerzas por demostrar que tu vida es perfecta, aunque bien sabes que no lo es. Por ello a veces puede resultar frustrante cuando nada sale como lo habías planeado. Aferrarse a la perfección es una capa para ocultar todo lo malo que hay detrás de la vida de cada uno de nosotros. Cuando aprendemos a aceptar que los defectos son parte natural de la vida y que nadie está exento de ellos, la existencia se vuelve más ligera.

7. Pones tu vida en riesgo, como tener sexo sin condón con completos desconocidos o manejar bajo los efectos del alcohol. Puede ser divertido al inicio, pero las consecuencias resultan fatales. El descuido y la irresponsabilidad son un arte que hay que saber llevar a cabo para disfrutarlo.

8. Aceptas reiteradas humillaciones de los demás, con tal de no sentirte solo. Detente un momento a pensar si vale la pena estar entre personas que se dedican a usarte para su diversión hablando a tus espaldas, burlándose de ti y poniéndote en situaciones de riesgo físico y emocional. Los amigos verdaderos son los que se preocupan por ti y luchan por tu bienestar.

9. Dudas de la belleza de tu físico, de tu forma de ser o de tus capacidades intelectuales, a pesar de que otros te dicen que tienes una belleza extraordinaria y una inteligencia admirable. Quizá sea un buen momento para dejar de ser tan exigente contigo, relajarte y valorar todo lo que tienes y los demás admiran. Tus capacidades son únicas en el mundo. Ámalas.

10. Te sientes inferior a los demás, aunque sea evidente que eres igual de bueno o incluso superior a ellos. Ningún comentario debe desalentar tu ánimo ni hacer que la desesperanza tome posesión de tu ser. Recuerda el siguiente proverbio maorí: «Ponte de frente al sol y las sombras quedarán detrás de ti».

Amarse no es un privilegio de la vida, es un imperativo para que, de manera plena, nos sintamos felices con lo que hacemos y con lo que somos. Si te sientes un poco perdido al respecto, éstas son las 12 cosas que debes hacer cuando no te sientes seguro de ti y tu autoestima es baja.

En el terreno erótico, la seguridad es indispensable para gozar al máximo el encuentro carnal con otros personas. Éstas son las cosas que sólo una mujer con autoestima se atreve a hacer cuando tiene sexo.

También te puede interesar:

Estos son los celulares que emiten más y menos radiación

7 alimentos que debes comer para reducir tu papada

¿Sabías que las abejas son capaces de sumar y restar?

Más en #Lo más visto en redes

Más en #Lo más visto en redes

PROGRAMAS

Reporteros Pro

NOTICIAS