Un nuevo continente ha sido creado por la humanidad, y sin darte cuenta, tú has contribuido a formarlo

Un continente de basura que crece día con día y se acerca al tamaño de México está más cerca de nuestras costas de lo que imaginas

Por Ricardo Ryder

Un nuevo continente ha sido creado por la humanidad, y sin darte cuenta, tú has contribuido a formarlo

Lamentablemente el gran parche de basura del Pacífico conocido ya como “continente de basura” crece de una manera alarmante día tras día.

El plástico oceánico persiste en las aguas superficiales del mar debido a la salinidad y la mayor capacidad de flote a contrario del agua dulce, eventualmente por el movimiento de las mareas se va acumulando en ciertas áreas remotas de los océanos.

Entre las costas de california y Hawái el gran parche de basura del Pacifico o por sus siglas en inglés (GPGP) se ha formado y lamentablemente no es el único.


 Actualmente se sabe de 6 diferentes parches de basura, aunque el más alarmante está más cerca de nosotros de lo que piensas. Según investigación de la revista Nature por lo menos la isla de basura contiene entre 45 a 129 mil toneladas de plástico flotando dentro de un área de 1.6 millones de kilómetros cuadrados; una cifra que crece a pasos agigantados. Para darte una idea, México tiene 1.973 millones de kilómetros cuadrados.

El consumo anual de plástico ha alcanzado la cantidad de 320 millones de toneladas, con más plástico producido en la última década que en todos los años pasados. El problema radica que una cantidad significativa del plástico producido es para un propósito efímero (envases de refresco, envolturas, entre otras cosas) y solo una pequeña parte de todo esto se puede reciclar o incinerar. La gran mayoría de todo el plástico producido en el mundo se encuentra en vertederos, en ambientes naturales o en los océanos.


Este continente se ha formado debido a que por lo menos el 60% del plástico producido es menos denso que el agua de mar; Cuando se introduce al ambiente marino el plástico flotante puede ser transportado por las corrientes marinas y los vientos fuertes, y este, a su vez, es degradado en pedazos más pequeños y esto hace que su recolección sea más difícil.

Nosotros podemos hacer un cambio, no será fácil pero tenemos que tener un paso constante, el no utilizar plásticos que vamos a desechar al terminar de usar, o cargar nuestras propias bolsas al hacer un mandado puede hacer la diferencia.

Actualmente existen varias iniciativas que la fundación AQUAE promueve para la sustentación de los océanos limpios, que aunque ayudan, no son suficientes para regresar todo a la normalidad, es necesario la contribución de cada uno de nosotros para lograrlo.

Más en #Lo más visto en redes

Más en #Lo más visto en redes

PROGRAMAS

Reporteros Pro

NOTICIAS