8 opciones fáciles para comer rico sin dejar de cuidarte

Después de sustituir mis galletitas y papas por estos ricos snacks empecé a notar un gran cambio en mi vida

Por Redacción TVP

8 opciones fáciles para comer rico sin dejar de cuidarte
Todas las mañanas me preparo un desayuno súper rico para empezar el día, pero hasta hace unas semanas casi nunca invertía tiempo en preparar algo para llevar a la oficina y calmar el hambre entre comidas. Y es que siempre llega un momento del día en el que por arte de magia mi estómago lanza señales de que necesita algo ¡y rápido!, y lo peor es que no siempre coincide con mi hora de comida, así que finjo demencia y trato de ignorarlo un rato más; lo cual casi nunca funciona y termino comiendo cualquier porquería.

Así que hace unas semanas, después de leer un poco y platicar con mis amigas sobre sus hábitos alimenticios, descubrí 8 snacks sanos y deliciosos que me puedo llevar a la oficina y no morir de hambre entre comidas. Si tú también eres un monstruo come galletas o papitas, te comparto estas ideas para que cambies la comida chatarra por alimentos mucho más ricos y saludables.

1. Ensalada de pepino y aguacate

¿Qué necesitas? Un pepino, un aguacate y un poco de queso feta. Picamos todo, lo ponemos en un bowl y agregamos aceite de oliva, jugo de limón, sal y pimienta al gusto.

2. Parfait de frutos rojos

Si en tu refrigerador tienes un poco de fresas, frambuesas o moras ¡ya la hiciste! Elige tu frasco favorito, coloca las fresas en cuadritos, las moras y frambuesas al fondo, añade alguna semilla o cereal que haya en tu alacena. Yo le pongo amaranto, chía o avena. Finalmente agrega yogurt natural o griego y una pizca de miel.

3. Zanahoria y jícama picada, lo simple nunca falla

Primero lava y rebana en palitos algunas zanahorias y media jícama. Te recomiendo que el limón lo lleves rebanado por la mitad y lo exprimas a la hora en que te comas tu botana, agrega sal y un poco de chile para fruta. Tip: para que tu limón no se oxide agrega un poco de sal sobre la parte rebanada, esto servirá para protegerlo el tiempo que esté guardado.

4. Tostaditas de maíz horneadas con requesón

¿Sabías que antiguamente la gente se limpiaba los dientes con ceniza de tortilla? Hoy en día nuestra rutina de higiene bucal es muy diferente, pero definitivamente nuestra boca gana cuando tenemos buenos hábitos alimenticios. Para seguir beneficiándote de las propiedades del maíz, compra tostaditas horneadas, las venden en cualquier tienda, y úntalas con un poco de requesón mezclado con hojitas de epazote o perejil y un poco de sal.

5. Ensalada Caprese hecha en casa

Esta ensalada es perfecta para refrescar el paladar y huele delicioso. Solo necesitas un poco de albahaca, jitomate bola, queso mozarella o panela, aceite de oliva y sal. En tu tupper preferido arma una cama de hojas de albahaca, encima coloca las rebanadas de jitomate y al final rodajas de mozzarella o queso panela. ¡Listo! Sólo agrega el aceite de oliva y un poco de sal y pimienta.

6. Green Sándwich

Un buen sándwich nunca falla. Pero para hacerlo divertido puedes experimentar con colores, texturas y cosas deliciosas. Necesitas pan integral, aguacate, pepino, espinacas, requesón y queso panela. Unta las rebanadas de pan con un poco de requesón, coloca las hojas de espinaca, las rebanadas de aguacate, rodajas de pepino y finalmente el queso panela. Puedes ponerle unas gotas de limón y aceite de oliva, sal y pimienta al gusto.

7. Almendras o nueces

Ya sea que las comas solas o que le agregues un poco de yogurt y miel. Las almendras y nueces son una importante fuente de proteína y Omega 3. Aparte de que son deliciosas y las puedes combinar con infinidad de alimentos.

8. Plátano con crema de cacahuate

Definitivamente es uno de mis favoritos, pero por su cantidad de calorías es mejor comerlo por la mañana. Así que si después del desayuno sientes hambre, puedes simplemente cortar en rodajas un plátano y untarlo con una cucharada de crema de cacahuate. ¡Te aportará mucha energía!

Después de sustituir mis galletitas y papas por estos rápidos snacks empecé a notar un gran cambio, mi cuerpo se siente menos cansado y los ataques de hambre están controlados. Incluso mi salud bucal siente la diferencia, ya que bajar el consumo de azúcares y carbohidratos reduce las posibilidades de tener caries y otras infecciones bucales. Mejorar tus hábitos alimenticios es posible, solo es cuestión de ponerle un poco de esfuerzo y mucha motivación ¡Inténtalo!

También te puede interesar:

Más en #Lo más visto en redes

Más en #Lo más visto en redes

PROGRAMAS

Reporteros Pro

NOTICIAS