Le diagnosticaron cáncer y propuso realizar una última aventura con sus hijos

A Isabella le diagnosticaron cáncer de pulmón. No sabía cuántos meses le quedaban por vivir por lo que quería vivir su última experiencia con uno de sus hijos

Por Redacción TVP

Le diagnosticaron cáncer y propuso realizar una última aventura con sus hijos

¡Fue tan importante para mí que Bella y yo pudiéramos tener esta experiencia juntas!, dice Isabella de la Houssaye al New York Times. "Yo realmente quería que ella viera que, cuando las cosas se ponen difíciles, dentro de uno siempre hay algo que nos hace seguir adelante.

En enero de 2018, a Isabella le diagnosticaron cáncer de pulmón. No sabía cuántos meses le quedaban por vivir.

Con dolores atroces causados por tumores en la pelvis, la columna y el cerebro, la mujer, de 55 años, fue seleccionada para un ensayo clínico en el que le recetaron dos drogas que frenaron la propagación de las células cancerosas. Finalmente, gracias al tratamiento, Isabella recobró fuerzas hacia fines del año pasado e hizo planes para salir de aventura, quizás la última, con cada uno de sus cinco hijos. La mujer es una experimentada alpinista, maratonista y triatleta. Y quería compartir con sus hijos las lecciones de perseverancia y coraje que aprendió en sus excursiones.

"En Abril de 2018, recorrió a pie junto a uno de sus hijos más de 800 kilómetros del Camino de Santiago, en España. En junio del año pasado, corrió con otro una maratón en Alaska. En septiembre último, su marido y tres de sus hijos completaron una ultramaratón de casi 130 kilómetros en Kazajistán. Una semana más tarde, con un hijo completó un Ironman en Corea del Sur", indica el New York Times, que destacó la historia de resiliencia de Isabella.

Este año, la mujer vino a la Argentina junto a Bella, la única mujer de sus cinco hijos, para conquistar el Aconcagua. La aventura no estuvo exenta de dificultades. "No sé qué hacemos acá", le llegó a decir Bella en un momentos de las 14 horas del ascenso hacia el llamado "Techo de América".

Pero madre e hija pudieron superar los obstáculos, e Isabella quedó contenta. El objetivo era justamente ese: enseñarle a Bella que en la vida no hay triunfos sin dificultades, sin tragedias; que la vida "está hecha de alegría y sufrimiento por igual", como dice Isabella.

Más en #Lo más visto en redes

Más en #Lo más visto en redes

PROGRAMAS

Reporteros Pro

NOTICIAS