Hombre ebrio pide un Uber para salvar a un pajarito y llevarlo al veterinario

Borrachito, borrachito pero de buen corazón

Por Redacción TVP

Hombre ebrio pide un Uber para salvar a un pajarito y llevarlo al veterinario
Cuando andamos hasta las manitas entrados en copas, solemos hacer cosas increíbles. Ya sea para bien o para mal pero, nunca terminamos de comprender qué fue lo que nos motivó . Pero esta persona si que hizo algo de provecho, ya que le salvó la vida a un pollito después de aventarse unos buenos tragos. 

Un hombre en Utah salió de fiesta y, no pudo controlarse. Se puso impertinente y por supuesto que pidió un Uber para regresar seguro y sin inconvenientes a su casa. Cuando llegó a su destino y después de pagar su viaje, el hombre en su borrachera se dio cuenta de que un pollito estaba en el piso, luchando por su vida.

Lo cargo y lo llevó a su casa mientras pensaba qué hacer con él. Por supuesto que no podía dejar morir al pequeñín pero tenía un problema, estaba muy borracho y hubiera sido irresponsable de su parte manejar en ese estado. Tras pensarlo un rato, y con habilidades sobrenaturales decidió llamar al Centro de Rehabilitación de Vida Silvestre del Norte de Utah (Wildlife Rehabilitation Center of Northern Utah, WRCNU) para saber si lo podían atender ahí, donde le dijeron que lo llevara lo más pronto posible.

Como no podía llevarlo por su propia cuenta, se le ocurrió una excelente idea: mandar al pollito al hospital veterinario en un Uber. Después de una hora, llegó un carro a la sección de urgencias del centro donde descubrieron que efectivamente si llegó el pollito pero él solo, era el único pasajero. 



A los pocos días, el director del centro dijo que el ave había llegado muy delgada y con muestras claras de deshidratación, pero gracias a la oportuna ayuda que este hombre en su borrachera le ofreció al pajarito se pudo salvar, además lo felicitaron por utilizar ese servicio y no exponer a otras personas por conducir ebrio.

Las personas del centro se encariñaron tanto con él que incluso le pusieron un nombre; ya no lo llamemos pollito, llamémoslo ‘Peety’. Peety  se encuentra en rehabilitación y están esperando a que esté mucho mejor para liberarlo en el desierto de Utah y que vuele como nunca lo ha hecho. ¡Grande este hombre y grande Peety, el pollito!

Con información de Sopitas

Más en #Lo más visto en redes

Más en #Lo más visto en redes

PROGRAMAS

Reporteros Pro

NOTICIAS