Taxistas protestan contra plataformas de transporte como Uber y Didi

"Nosotros tenemos que pagar tenencia, tenemos que pagar revista, tenemos que pagar un seguro, una cromática, una concesión que aproximadamente vale 80.000 pesos (unos 4.092 dólares)" dijo a Efe uno de los coordinadores de la huelga, las facilidades que tienen los conductores que utilizan aplicaciones son muchas, especialmente a nivel económico.

Por Redacción

Taxistas protestan contra plataformas de transporte como Uber y Didi

Miles de taxistas mexicanos detuvieron este lunes sus vehículos en las principales vías de varias ciudades del país en protesta contra aplicaciones de movilidad como Uber o Didi, empresas que, consideran, hacen competencia desleal.

La protesta fue levantada la tarde del lunes con el acuerdo de representantes de taxistas y autoridades federales de la Ciudad de México y del Estado de México de reunirse periódicamente "para concretar una vía jurídica para que las instancias competentes determinen la legalidad de las aplicaciones móviles", informó la Secretaría de Gobernación de México.

El primer encuentro tendrá lugar el lunes 14 de octubre a las 13.00 horas (18.00 GMT) en la Secretaría de Gobernación, destacó la institución, en tanto habrá operativos regulares de las autoridades del transporte en las zonas federales.

En la capital, la glorieta del emblemático Ángel de la Independencia del Paseo de la Reforma se convirtió en un fortín al amanecer atestada de taxis. Con los trabajadores plantados, exigiendo al Gobierno una regulación más justa, unas exigencias que los integrantes del Movimiento Nacional Taxista extendieron a 28 estados del país.

Además del Paseo de la Reforma, una de las avenidas troncales de la capital, hasta 12 puntos de la ciudad fueron bloqueados, llevando a un considerable caos vial, e incluso bloqueando parte de los accesos al aeropuerto capitalino.

Mientras se llevaba a cabo un mitin enfervorecido, los taxistas quemaron algunos papeles en una hoguera como una ceremonia simbólica en la que, aseguraron, ardían las dificultades a la hora de obtener las licencias.

A izquierda y derecha de la hoguera, dos cruces de madera sobre las que yacían un hombre y una mujer emulando una crucifixión.


"Vinieron empresas extranjeras que con una sola aplicación están desplazando a los transportistas concesionados en nuestro país y eso los transportistas ya no estamos dispuestos a seguir permitiéndolo", dijo a Efe Bersaín Miranda, líder del Movimiento Nacional Taxista.

Y aseguró que los trabajadores del grupo que representa han perdido hasta un 40 % de sus ingresos desde que las "empresas depredadoras" empezaron a operar.

"Más de 30.000 transportistas concesionados han dejado de prestar servicio porque fueron desplazados por las empresas que ofrecen vehículos privados", aseguró.

Según datos del colectivo -compuesto por alrededor de 650.000 taxistas en todo el país- en Ciudad de México operan 140.000 taxis en contraste con los 200.000 vehículos que sirven a aplicaciones como Uber -la más longeva- o las prácticamente recién llegadas Didi o Beat.

En mitad de esta competencia feroz, los taxistas aseguran que alrededor de 140.000 familias se han visto afectadas solo en Ciudad de México.

DESIGUALDAD DE CONDICIONES

Según dijo a Efe uno de los coordinadores de la huelga, José Luis Ramírez, las facilidades que tienen los conductores que utilizan aplicaciones son muchas, especialmente a nivel económico.

"Nosotros tenemos que pagar tenencia, tenemos que pagar revista, tenemos que pagar un seguro, una cromática, una concesión que aproximadamente vale 80.000 pesos (unos 4.092 dólares)", aseguró.

Al año, el gasto supera los 20.000 pesos (unos 1.023 dólares) incluyendo el seguro.

Por ello, el taxista se mostró fiero: "Fuera las aplicaciones, no entran en el marco regulatorio de la Ciudad de México, fue un convenio hecho al vapor y trabajan en competencia desleal contra nosotros".

"Ellos simplemente comprando una unidad privada en 20 minutos se dan de alta en la aplicación y ya pueden manejar el vehículo", agregó, considerándolo una injusticia.

Aunque son conscientes de que afectan a la ciudadanía, el colectivo se mostró con actitud firme para amedrentar al Gobierno si no les da lo que piden.

En este sentido, Miranda aseguró que están abiertos al diálogo, y que su movimiento "está buscando que se restablezca el estado de derecho en materia de transporte".

"No es posible que las empresas extranjeras se pasen por el arco del triunfo las leyes mexicanas", aseguró.

 EL GOBIERNO DE CIUDAD DE MÉXICO, DISPUESTO A COOPERAR

El Gobierno capitalino se posicionó al respecto de la situación con un comunicado en el que recordó que ya se han tomado medidas para facilitar los trámites burocráticos a los taxistas.

Entre ellas, llevar a cabo "más de 20 reuniones con diferentes liderazgos del Movimiento Nacional Taxista, a través de distintos funcionarios de la Secretaría de Movilidad, incluido el titular de la dependencia", aseguró.

"Además ya está disponible la primera fase de una aplicación telefónica gratuita para taxistas en la Ciudad de México la cual estará lista a finales de este año, con la finalidad de cerrar la brecha entre los servicios de aplicación y las concesiones de taxis", aseguró.

Por último, instó "a los manifestantes a que atiendan la mesa de negociación con la Secretaría de Gobernación y que sea mediante el diálogo como sus demandas sean atendidas". EFE

zch/mqb/dsc


Más en Lo relevante

Más en Lo relevante

PROGRAMAS

Reporteros Pro

NOTICIAS