Desde Bélgica, familia llega al puerto a conocer la cultura y tradición.

Hace apenas un par de días, llegaron al puerto, con el fin de no ser una familia más de turistas, sino para integrarse a la sociedad y conocer que distingue a un mazatleco.

Por Karelia Macedo

Desde Bélgica, familia llega al puerto a conocer la cultura y tradición.

De una manera muy peculiar, una familia proveniente de Bélgica ha llegado a Mazatlán para conocer la cultura, tradiciones y atractivos del puerto.

A bordo de una casa rodante, la familia conformada por una pareja, tres hijos y su mascota han estado viajando al rededor del mundo, conociendo ciudades de todo Europa; posteriormente viajaron hasta Canadá, bajaron por Estados Unidos hasta llegar a México. En su paso por el país, han tenido la oportunidad de conocer lugares como Nogales.

Hace apenas un par de días, llegaron al puerto, con el fin de no ser una familia más de turistas, sino para integrarse a la sociedad y conocer que distingue a un mazatleco, señaló Jean Fancois, padre de familia.

Destacó que a su parecer, México no es como lo pintan, pues ha tenido la oportunidad de conocer lugares maravillosos sin preocuparse por la seguridad, afirmando que el país y Mazatlán, es un punto que todo extranjero debe conocer.

En su travesía por el puerto, destacó, ha tenido al oportunidad de conocer el Faro, el Centro Histórico, el malecón y las playas. Mencionó que al no tener prisa por llegar a un lugar, podría durar varios días más en el puerto, pues afortunadamente cuenta con la comodidad de su hogar rodante.

Como parte de su aventura, los viajeros comparten cada experiencia a través de las redes sociales , principalmente en su pagina de facebook e instagram, My tiny School.  


Más en Ciudad

Más en Ciudad

PROGRAMAS

Reporteros Pro

NOTICIAS