El Tour se sume en otra caza de brujas

La investigación por dopaje al equipo de Quintana extiende en Francia las sospechas hacia el resto del pelotón

Por José Manuel Correa

El Tour se sume en otra caza de brujas

El Tour de Francia vuelve a perderse en las curvas pantanosas del dopaje. La fiscalía del Tribunal de Marsella ha abierto una investigación por presuntos delitos cometidos por algunos miembros del equipo Arkea-Samsic, el de Nairo Quintana, cuando algunos profesionales lanzan gravísimas acusaciones contra Tadej Pogacar, el último y ya legendario vencedor, el domingo, en los Campos Elíseos.

Según las primeras informaciones, oficiosas, entre los sospechosos de montar la «operación dopaje» se encontrarían varios miembros del equipo médico y el corredor colombiano Dayer Quintana, hermano de Nairo. La dirección administrativa del Arkea-Samsic habría comenzado por intentar establecer una suerte de «barrera de seguridad», entre los presuntos protagonistas del dopaje y el resto del equipo, haciendo valer estas razones: «Si las sospechas se confirmasen, la dirección del equipo tomaría las medidas que corresponden ante métodos y comportamientos sencillamente inaceptables, que siempre hemos combatido. Nuestro equipo pertenece al movimiento por un ciclismo creíble, desde hace veinte años, demostrando nuestra defensa de la ética y la lucha contra el dopaje», expresó en un comunicado el Arkea-Samsic.

Sin embargo, las fuentes judiciales son formales. Tras los registros realizados en el hotel de los ciclistas, en Méribel (Alta Saboya) el miércoles pasado «se han descubierto sustancias médicas y métodos de utilización que están prohibidos en el marco de manifestaciones deportivas, incitando al uso de productos relacionados directamente con el dopaje». A juicio de la fiscalía del Tribunal de Marsella, no hay dudas del presunto comportamiento delictivo de un número todavía desconocido de ciclistas y miembros del equipo médico del «Arkea-Samsic».

¿Estaba Nairo Quintana al corriente de las sospechas que pesan sobre su hermano Dayer? ¿Podía ignorar unos «rumores» que circularon de manera muy viva entre los periodistas deportivos que cubrieron el Tour? Según los portavoces oficiales y oficiosos, la policía judicial que trabajaba por orden de la fiscalía del Tribunal de Marsella descubrió en el hotel y las habitaciones del equipo Arkea-Samsic cantidades importantes de productos dopantes. Productos que la policía encontró entre las bolsas de viaje de los ciclistas y entre el «material» de trabajo del equipo médico.


La fiscalía del Tribunal de Marsella se tomará el tiempo necesario antes de sentar sus primeras conclusiones oficiales. Pero el escándalo ha desenterrado el rosario de sospechas y rumores que circularon desde el comienzo de la última edición del Tour, cuando comenzaron a provocar «sensación» los espectaculares triunfos de los corredores eslovenos. Ahora la prensa francesa aprovecha para recordar que ocho de los diecinueve corredores eslovenos que pasaron a profesional entre 2009 y 2019 fueron suspendidos por dopaje. Tadej Pogacar, el gran triunfador de la última edición del Tour, tuvo que responder en varias ocasiones a esas «reservas» de fondo, pero siempre respondió dando la cara: «No tengo nada que ocultar. Pueden creerme».

Sin embargo, tras el estallido del escándalo que corre el riesgo de manchar gravemente la reputación de varios de los miembros del Arkea-Samsic, un corredor francés, Stéphane Heulot, que tuvo sus días de gloria hace años, lanzó graves acusaciones contra Pogacar: «Este Tour he tenido muchas ganas de vomitar. Se han visto cosas inauditas. Para un profesional, es muy difícil de comprender que un corredor que pesa 75 kilos pueda subir algunas cotas a una velocidad inaudita. Hay algo que no cuela. Hay cosas que no pasan. Ni debieran pasar. A mi modo de ver, hemos vuelto a caer muy bajo. No sé si ha utilizado dopaje químico, o eléctrico. A título personal, todo eso me da asco y me dan ganas de vomitar».

Heulot habla a título personal. Se trata de opiniones que pueden obedecer a muchas razones, pero que caen como culebras venenosas en un momento de duda y de crisis, que la fiscalía del Tribunal de Marsella espera poder esclarecer

Más en Deportes

Más en Deportes

PROGRAMAS

Futbol Femenil

NOTICIAS

Clientes