Huertos urbanos crecen exponencialmente en la Ciudad de México.

Los mexicanos cada vez apuntan a la siembra y volver a las labores que desarrollaban los antepasados, al sembrar los alimentos esenciales en huertos urbanos.

Por Redacción TVP

Huertos urbanos crecen exponencialmente en la Ciudad de México.

https://pixabay.com/es/photos/huerto-urbano-1114524/

Los huertos urbanos crecen exponencialmente en la Ciudad de México desde hace ocho o nueve años. Aunque el pico mayor se registró a inicios de este año producto de la pandemia del COVID-19, porque muchas familias se dedicaron a convertir azoteas, patios o parques en cultivo de alimentos.

Los mexicanos cada vez apuntan a la siembra y volver a las labores que desarrollaban los antepasados, al sembrar los alimentos esenciales. Tan es así, que la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México, indicó que la dirección general de Coordinación de Políticas y Cultura Ambiental publicó la “Guía rápida para huertos urbanos familiares”.

Mediante esta guía instan a la colectividad a cosechar frutas regionales como lichis, guayabas y mangos. Asimismo, destacan a las frutas más exóticas como: maracuyá, nona o guanábana. Entre sus beneficios mencionan que sembrar funciona como una terapia ocupacional, pero sobre todo provee de una alimentación sana para toda la familia y a bajo costo.

Los huertos urbanos también reciben el nombre de traspatio y son aptos para la siembra de tomate, betabel, lechuga, espinaca, rábanos, acelgas, cebollas, entre otras. Unas de las hortalizas más fácil de plantar son los tomates, debido a que solo requieren de luz abundante y ser regada en pequeñas cantidades (un par de veces por semana). Las espinacas también se pueden cultivar en pequeños huertos separados por 30 centímetros o esparciendo las semillas en maceteros.

La espinaca tiene la facilidad de crecer en cualquier tipo de suelo y necesita de poca luz solar. Su componente principal es el zinc que es un oligoelemento secundario al hierro, capaz de mantener al organismo en óptimas condiciones. Tiene beneficios neurológicos y ayuda a regular la presión arterial.

“Para crear un huerto urbano se necesita: tierra, frutas y verduras frescas, palillos de madera y recipientes de reúso. También se pueden usar botellas de PET vacías y cortadas por la mitad, así como cubetas, huacales, charolas o platos”, señalaron en la guía.

Luego de germinar las semillas se deben trasplantar y a partir de tres meses aproximadamente se disfrutará de la cosecha. Sin embargo, el tiempo dependerá de cada hortaliza, fruta o verdura. Entre los consejos incluyeron usar agua de lluvia para regar las plantas o utilizar un sustrato, que se produce al mezclar hojas secas, piedras porosas y tierra, en partes iguales.

Prevenir las plagas

Es común que las plantaciones resulten afectadas por plagas que las terminen enfermando. Para ello, la guía huertos recomienda repelentes naturales, uno de ellos es licuar una cabeza de ajo con 10 clavos de olor en medio litro de agua. Dejar reposar una noche y agregar 3 litros más de agua. Seguidamente se cuela y rocía con aspersor (su contenido de azufre previene las enfermedades originadas por hongos).

También mencionan otros tips para reconocer si las plantas necesitan de nutrientes, tales como: hojas amarrillas (falta de fósforo), hojas pálidas (falta de magnesio), hojas rizadas (falta de calcio), hojas delgadas (falta de potasio) y las plantas enanas (falta de azufre).

Más en #Lo más visto en redes

Más en #Lo más visto en redes

PROGRAMAS

Futbol Femenil

NOTICIAS

Clientes