Halloween en solitario

El coronavirus da más miedo que los monstruos. En el año de la pandemia, toca celebrar Halloween en solitario, al estilo de algunos de los personajes más célebres del mundo del terror y del misterio.

Por Concepción Soto

Halloween en solitario

Muchos han sido los personajes solitarios excéntricos y asesinos a lo largo de la historia del cine. Desde el protagonista de la saga de los filmes Halloween, Michael Myers, que  comenzó en 1978 en la película “Halloween”, dirigido por John Carpenter, pasando por Candyman, de humano Daniel Robitaille, un zombi que resucita cubierto de abejas y con un garfio como mano.


También tenemos al mítico Freddy Krueger, que se inició como asesino de niños y adolescentes en “A Nightmare on Elm Street” (1984) o Jason Voorhees, protagonista de “Friday the 13th” (1980).


Otros que no desmerecen en la historia del terror son  Pinhead, en realidad Elliot Spencer, el protagonista de “Hellraiser” (1987) o la aterradora Samara Morgan con su mata de pelo en  “The Ring” (1998), aquí presentamos  otro póker de ases del terror también muy significativo.


En la ópera de París ocurren sucesos extraordinarios. Se escuchan voces y risas siniestras que nadie sabe a quién corresponden. Un operario aparece ahorcado y, durante una representación, una gran lámpara se desploma sobre el público. Los trabajadores del teatro están convencidos de que allí hay un fantasma pero, en realidad, el ser que habita en el palacio de la ópera tiene poco que ver con el más allá.


Apartado de la sociedad, Erik oculta su rostro desfigurado y su triste pasado en el entramado de túneles que se extiende bajo el palacio. Su vida transcurre en soledad hasta que se enamora de una cantante de la ópera y todo da un vuelco.



DRÁCULA.


En su aislado castillo de los Montes Cárpatos, el conde Drácula también vive en soledad. Así permanece durante cientos de años, pero un día decide hacer venir a un abogado desde Londres para que le ayude a tramitar la compra de unos inmuebles en Inglaterra. 


El joven Jonathan Harker llega al castillo pero pronto queda prisionero del enigmático aristócrata.


Mientras Harker está cautivo, Drácula viaja a Londres para encontrar a Mina, la prometida del abogado, en quien cree que se ha reencarnado su amada esposa. 


Esta misteriosa y escalofriante historia, nacida de la mente del escritor irlandés Bram Stoker, es uno de los grandes clásicos de la literatura. Vampiros, ataúdes, sangre y estacas pueblan sus páginas y las muchas adaptaciones cinematográficas de esta magistral novela. 



HANNIBAL LECTER.


La historia de Hannibal Lecter, uno de los villanos más célebres del cine y la literatura, también comienza en el este de Europa. Igual que Drácula, pertenecía a una familia aristocrática que poseía un castillo. 


Sin embargo, cuando Hannibal era todavía un niño se mudaron a una casa más modesta en el bosque para tratar de pasar desapercibidos durante la II Guerra Mundial. 


Pero la estrategia no funcionó y la familia del joven Hannibal murió en terribles circunstancias, dejándolo solo en el mundo y con un gran trauma.


Años después encontramos a Hannibal viviendo en una absoluta soledad, pero no por voluntad propia. El doctor Lecter cumple cadena perpetua por varios asesinatos en los que, además, se había comido algunos órganos de sus víctimas, cocinados en exquisitas recetas. 


Hasta su celda se desplaza el investigador Will Graham, del FBI, que había sobrevivido a uno de sus ataques y le pide ayuda para capturar a un asesino en serie. Esto ocurre en “El dragón rojo”, la primera de la saga de novelas sobre Hannibal, creada por el escritor Thomas Harris. 


Años después, la agente en prácticas del FBI Clarice Starling es enviada de nuevo allí para entrevistarse con Hannibal, que termina colaborando, a su peculiar manera, en la investigación de una serie de crímenes. 


El filme que lo relata, “El silencio de los corderos”  tuvo un gran éxito al igual que  la novela original. En el imaginario colectivo permanece la inquietante mirada de Hannibal a través de los ojos de Anthony Hopkins.



NORMAN BATES.


Otro Anthony, en este caso Anthony Perkins, es quien da vida a Norman Bates en “Psicosis”, de Alfred Hitchcock, un inquietante film basado en la novela de Robert Bloch. 


Norman regenta el Motel Bates, que está junto a la casa que comparte con su madre. Hasta allí llega una joven llamada Marion que está huyendo tras haberle robado a su jefe una importante cantidad de dinero y necesita un lugar en el que pasar la noche. 


Se siente muy afortunada por haber encontrado alojamiento y no tener que dormir en el coche al borde de la carretera. Tras cenar con Norman decide retirarse a su habitación y darse una relajante ducha. Es entonces cuando tiene lugar la escena que produce escalofríos. 


Descubrir dónde está Marion y qué le ha ocurrido se convierte en el objetivo de distintas personas. Siguiendo su pista, un detective contratado por el jefe de la chica encuentra el Motel Bates. 


Como el detective no regresa ni se vuelve a tener noticias de él, son el novio de Marion y la hermana de ésta quienes se dirigen hasta allí. Una vez que se han registrado en el motel, les parece que ir a hablar con la madre de Norman por si supiera algo de Marion es una buena idea… .


En definitiva, que este año sin fiestas ni aglomeraciones, en Halloween no tendremos más remedio que imitar a estos personajes. Eso sí, mejor únicamente en lo del aislamiento…  

Más en Sociedad

Más en Sociedad

PROGRAMAS

Futbol Femenil

NOTICIAS

Clientes