Informarse sin enfermar

El consumo excesivo de información sobre la pandemia generada por la covid-19, a menudo de carácter negativo o alarmista y el aluvión de noticias inciertas o rumores que nos llegan a través de canales informales, afectan nuestro bienestar mental y emocional.

Por Concepción Soto

Informarse sin enfermar

Los meditadores orientales hablan de la “mente del mono” para describir el hábito de saltar de un pensamiento a otro, como un mono de rama en rama, perdiendo el control de nuestra mente.


Este concepto también podría aplicarse al modo en que nos informamos sobre la pandemia, saltando de noticia en noticia y descontrolando, en este caso, nuestros pensamientos y emociones. 


La doctora Bethany Teachman,  profesora de Psicología en la Universidad de Virginia, en EEUU, confirma  que leer constantemente las noticias sobre la pandemia o desplazarse por las redes sociales para informarnos, “puede volverse abrumador y hacernos sentir en un estado de amenaza permanente”.


Esta psicóloga (https://psychology.as.virginia.edu/teachman) recomienda considerar cuidadosamente las fuentes de noticias para evitar que nos atraigan los artículos sensacionalistas o engañosos y, una vez que hayamos elegido nuestras fuentes de noticias confiables, establecer uno o dos momentos al día para visitarlas y mantenernos informados.


Florencia Andrés, conferencista internacional y orientadora especialista en motivación, con sedes en España y Argentina, también desaconseja mirar las noticias todo el tiempo, así como “hablar de lo mal que va todo, y de lo mal que todo estará en el futuro”.


Señala  Andrés (www.confianza-total.com) que “estar informados, está bien, pero no nos hace falta inundarnos de todas las noticias negativas del planeta, porque esa sobrecarga de negatividad nos roba energía y nunca ayuda”.


“Al enfocarnos en lo negativo vamos creando en nuestra mente subconsciente un futuro también negativo y nos predisponemos a que eso en lo que pensamos, termine ocurriendo”.



EVITAR LA SOBRECARGA INFORMATIVA Y NEGATIVA.


Por su parte la psicóloga Pilar Conde, directora técnica de Clínicas Origen de Psicología y Psiquiatría (https://clinicasorigen.es) coincide con Teacham y Andrés en que uno de los desaciertos que solemos cometer al informarnos sobre la pandemia consiste en “sobreinformarnos, revisando las noticias varias veces al día y dedicando mucho tiempo a investigar el tema en internet”.


Señala que otros hábitos o conductas  con un impacto psicológico y emocional nocivo en nuestro bienestar son “enviar información que no esté certificada a los grupos de whatsapp, dar siempre por válida cualquier información que nos dan, y no informarnos en medios fiables antes de alarmarnos o difundir dicha noticia”.


Conde señala que “el consumo excesivo, descontrolado o desordenado de información sobre la pandemia puede mantenernos en un estado constante de alerta, en el que se activan estados emocionales caracterizados por la ansiedad o la irritabilidad, así como problemas de sueño”.


“Estar recibiendo continuamente noticias negativas, perturbadoras o alarmistas sobre la covid-19, puede aumentar nuestro miedo, provocarnos pensamientos de mayor catastrofismo y  hacer que nuestra preocupación racional quede descontrolada”, según Conde


“Esto puede llevarnos, no solo a experimentar alteraciones psicoemocionales, sino a crear una reacción en cadena de alarma en nuestro entorno, al difundir las noticias negativas”, advierte.


Las tres fuentes coinciden en que otro factor que puede afectar nuestro equilibrio psicoemocional es el acceso descontrolado a la gran cantidad de canales informativos disponibles, tanto tradicionales como informales, desde la televisión, la prensa escrita y en línea, la radio, hasta las redes sociales,  los blogs y las páginas web de internet, pasando por los chats e incluso el correo electrónico.


“Si accedemos de manera constante a información sobre la pandemia por múltiples vías,  nos lleva a estar todo el tiempo expuestos a estímulos  relacionados con este tema, lo cual nos dificulta la gestión emocional e impide centrarnos en otros aspectos del día a día que nos aportan bienestar”, señala Conde.



PARA CONTROLAR EL GRIFO DE LAS NOTICIAS.


Pilar Conde comparte cinco recomendaciones clave para informarnos ‘saludablemente’ sobre la pandemia y protegernos del bombardeo de noticias negativas:.


1.- Elige dos momentos al día, como máximo, para informarte.


2.- En cada consulta evita estar más de 20 minutos consumiendo información relacionada con la covid-19


3.- Elige medios de comunicación fiables para informarte, y todo aquello que no te llegue a través de esos medios, ponlo “en cuarentena” hasta asegurarte de que es correcto. 


4.- Evita reenviar aquella información que te llegue por whatsapp y que no provenga de organismos oficiales. 


5.- En las conversaciones con tu entorno social, evita la información que te llegue del “boca a oíd” , dado que no está contrastada y puede generar un pánico infundado.

Más en Coronavirus

Más en Coronavirus

PROGRAMAS

Futbol Femenil

NOTICIAS

Clientes