El ícono que enmarca una festividad

La rosca de reyes se ha convertido en el ingrediente esencial de una tradición milenaria que se resiste a morir con todo y la pandemia, en nuestro país

Por Cecilia Barrón

El ícono que enmarca una festividad

Ante lo que representa una emergencia sanitaria el conmemorar fechas como el Día de Reyes llega a tener un sentido que aviva aún más la tradición, al menos así lo perciben quienes trabajan directamente en la fabricación del ingrediente que quizá es el ícono que enmarca la festividad


David Lizárraga Sánchez, quien lleva cuarenta años dedicado a la magia detrás de la harina, la mantequilla y los hornos, comparte que se trata de una celebración única que no debiera morir jamás. 


Para David y sus hermanos, quienes están al frente de una panadería local, la fecha obliga a sacar fuerzas de donde se tengan, pues la jornada inicia desde las 2:00 horas y culmina hasta las 8:00 de la noche, o bien, hasta que se termine de cumplir con el último pedido. 


Este suculento postre a base de pan con frutos secos que ha ido variando su receta con el paso de los años, llega cada año a alegrar a los hogares mexicanos, como una costumbre heredada por los españoles desde la conquista. 


La rosca no sólo tiene el fin de recordar los pasajes bíblicos en que los Tres Reyes, Melchor, Gaspar y Baltazar llevaban obsequios al Niño Dios, sino de ser pretexto para fomentar aún más la convivencia y la unión entre familias. 



También te puede interesar

Con palillos de madera crea increíbles figuras

Sube al techo de su casa un autobús

Preparan colágeno de escamas de pescado en Mazatlán

Más en Reportajes

Más en Reportajes

PROGRAMAS

Futbol Femenil

NOTICIAS

Clientes