Sinaloa prioriza la educación especial pese a la emergencia sanitaria

El Gobierno mexicano habilitó un programa para que este grupo poblacional continuara su proceso de aprendizaje.

Por Redacción

Sinaloa prioriza la educación especial pese a la emergencia sanitaria https://pixabay.com/es/photos/la-educaci%C3%B3n-personas-la-escuela-3189934/

La pandemia obligó a que el Gobierno mexicano cierre los colegios y las clases se desarrollen de forma online. La educación especial también continuó bajo esta modalidad, incluido en el estado de Sinaloa.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en Sinaloa hay un total de 37.914 niños y jóvenes con discapacidad. Este grupo recibió apoyo para lograr que el nuevo modelo de educación a distancia se desarrolle con éxito durante el transcurso de la pandemia.

Según Luz Marina Payán, jefa del Departamento de Educación Especial de la Subsecretaría de Educación Básica de la Sepyc, los maestros de la Unidad de Apoyo a la Educación Regular (USAER) utilizaron el programa Aprende en Casa como un complemento para el proceso de aprendizaje de los niños con necesidades especiales.

La portavoz declaró que se elaboraron formatos inclusivos para los alumnos con el uso de pictogramas y sistema braille. Asimismo, se intervino directamente con los niños y padres que presentaron dificultades y se consolidó las actividades entre el cuerpo docente.

La Subdirección de Educación Básica en conjunto con el Departamento de Educación Especial y Tecnología Educativa elaboraron contenido inclusivo para la plataforma Toda mi Escuela. Diseñaron seis tipos de contenidos orientados a los alumnos con discapacidades acorde a su necesidad. Los agruparon en las siguientes categorías: alumnos sordos, alumnos ciegos y débiles visuales, y discapacidad intelectual, a fin de garantizar la inclusión digital en casa con la estimulación neuromotora.

A pesar de los avances, es imposible negar que la educación a distancia para alumnos con discapacidad aún representa un gran reto para el Gobierno de México. De la misma forma, para los profesores, los padres y, por supuesto, para los alumnos. Retos que engloban principalmente la conectividad y la educación inclusiva.

Precisamente, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) señala en su informe ‘’La educación durante la COVID-19 y después de ella’’ que los estudiantes con discapacidad enfrentan obstáculos debido a la falta de equipo necesario, acceso a Internet y materiales accesibles para seguir los programas en línea.

Otra dificultad es la brecha digital que existe en México. Según AIMX, el 58 % de los usuarios en el país perciben servicios de Internet deficientes y la oferta de proveedores es escasa. Una realidad que contrasta con países desarrollados como España, donde un 99.5 % de la población tiene cobertura 4G y posee una de las velocidades más rápidas del ranking mundial, conforme al portal tecnológico Zonatech.

Unicef recalca la necesidad de mejorar los elementos de accesibilidad, como la audiodescripción, el vídeo en lengua de señas y el texto simplificados. Además de proporcionar ayuda técnica y, según el caso, realizar ajustes razonables.

En este sentido, el subsecretario de Educación Pública de Sinaloa, César Quevedo Inzunza admitió que “los niños con necesidades especiales de por sí son un reto en el proceso educativo. Mucho más en las condiciones en las que estamos, tenemos que reconocerlo”.

Más en #Lo más visto en redes

Más en #Lo más visto en redes

PROGRAMAS

Futbol Femenil

NOTICIAS

Clientes