Quería cruzar a EU y lo balearon los soldados

Con 23 años...Omar buscaba el sueño americano

Por Concepción Soto

Cuando pensaba que la vida le cambiaria si lograba cruzar a Estados Unidos y encontraría el prometido sueño americano, la vida de Omar Ulises Arcos Moreno, cambió y se convirtió en una pesadilla, el día que se decidió a cruzar como ilegal a la Unión Americana.


El 22 de marzo pasado decidió salir de Culiacán, su lugar de residencia, rumbo al fronterizo municipio de Sonoyta, en el estado de Sonora, donde vive su hermana Navil Arcos Moreno; de ahí sería el brinco. Omar junto con su cuñado, esposo de Navil, contactaron con un “pollero” que los ayudaría a cruzar sin papeles a Estados Unidos.


El 27 de marzo empezaba el viaje por el desierto de Sonora y empezó también a cambiar el destino de Omar, cuando la camioneta en que viajaban cerca de 40 personas, se topó con soldados en una unidad de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA).


Y el teléfono sonó en el ejido Desierto de Sonora, en la casa de Navil, era su esposo que se comunicaba una hora después de haberse despedido.


Cuenta Navil que algunos de los que viajaban en el camión de indocumentados han dado su testimonio y contado que cuando vieron a lo lejos el carro del ejército, se bajaron y empezaron a correr para huir de los soldados y fue cuando los de la SEDENA les empezaron a disparar. Sólo a uno le dieron y de gravedad, a Omar y le dañaron órganos importantes, que ahora después de diez días, lo mantienen entre la vida y la muerte en un hospital de San Luis Río Colorado, en Sonora.


Donde, por cierto, la SEDENA lo tiene vigilado de día y de noche.


Navil explica que el informe policial – desmentido por los testigos que iban en el camión- señala que los elementos del ejército mexicano repelieron una agresión que se originaba en el camión de indocumentados.


Ante esa versión, no hay nadie detenido como responsable de un hecho que cambió de la noche a la mañana la vida de la familia de Omar.


Quienes ahora además de estar viviendo una pena por la salud del hijo, hermano y esposo...tienen la preocupación de tener que pagar una cuenta alta, que cada día que pasa se incrementa mas, en un hospital privado, en San Luis Río Colorado; donde tuvieron que internarlo luego que lo rechazaron en las clínicas del IMSS y del ISSSTE en esa ciudad, con el argumento que no había camas o quirófanos disponibles.


La empresa donde trabajaba Omar en Culiacán, Sinaloa, antes de irse a buscar una mejor posibilidad de vida en Estados Unidos, en apoyo a la familia está realizando promociones. Es un restaurante con venta de sushi, donde los fondos recaudados, serán destinados para ayudar a pagar la cuenta del hospital.


Más en Lo relevante

Más en Lo relevante

PROGRAMAS

Futbol Femenil

NOTICIAS

Clientes