Las autoridades casi le quitan la vida....y ahora la libertad

Omar fue baleado por el ejército cuando iba en búsqueda del sueño americano

Por Concepción Soto

Omar Arcos Moreno fue  esposado por las autoridades para sacarlo del hospital en San Luis Río Colorado, Sonora, luego de dos meses en los que se debatió entre la vida y la muerte.


En el video se escucha la voz de la madre angustiada cuando cuestiona al Ministerio Público, sobre si los soldados que dispararon contra su hijo y que están demandados por ella, también serán detenidos.


Durante los dos meses que estuvo hospitalizado, Omar estuvo vigilado día y noche por,  militares primero y por elementos de la Guardia Nacional, después.


Desde el 27 de marzo pasado, que fue herido de gravedad por los soldados en el desierto de Sonora, cuando en grupo intentaban cruzar a Estados Unidos en búsqueda del sueño americano. Desde entonces, a causa del parte policial que se emitió, Omar estaba en calidad de detenido.


Por lo que solo esperaban que fuera dado de alta, si sobrevivía, para detenerlo.


Este miércoles llegaron las autoridades de la Fiscalía General de Justicia de Sonora, hasta el hospital del Seguro Social en San Luis Río Colorado Sonora para llevárselo detenido, la familia había entendido que para llevarlo ante el juez en la capital del estado, a Hermosillo, pero el temor y la incertidumbre los invadió cuando supieron que tenían que hacer escala en Sonoyta.


Un importante operativo, un fuerte despliegue policiaco fue necesario implementar para trasladar al joven de 23 años, que pasó por varias operaciones, cuando los médicos intentaban reestablecerle los órganos que fueron dañados por las balas que le entraron por la espalda.


A la llegada a las oficinas del ministerio público En Sonoyta, en el fronterizo municipio sonorense de Plutarco Elías Calles, municipio donde fue la agresión por parte los soldados hacia el grupo de migrantes,  el fuerte operativo continuaba como si se tratara de un importante delincuente, dijo con dolor Navil, hermana de Omar.


Recordó que el caso lo denunciaron ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos, ante la Comisión Estatal en Sonora, en Sinaloa y no sucedió nada, siguieron igual de indefensos.


Navil esta decepcionada de las instituciones que están para velar por la seguridad de los ciudadanos y de los organismos que están para defender los derechos de los mexicanos.

Más en Lo relevante

Más en Lo relevante

PROGRAMAS

Futbol Femenil

NOTICIAS

Clientes