Tanto desestimar pruebas, hacen que familia sospeche de favoritismo de un juez

Por el joven que fue baleado por soldados

Por Concepción Soto

El juez Aníbal Castro, que está en el Centro de Justicia Penal Federal en Hermosillo, Sonora y quien lleva el caso de Omar Ulises Arcos Moreno, el joven baleado por el ejército en el desierto de aquel estado, el 27 de marzo pasado, le ha quitado la acusación de homicidio en grado de tentativa contra los soldados, pero hasta ahora le ha dejado los cargos de portación de armas y cargadores.


Navil, hermana del joven de 23 años que intentaba cumplir el sueño americano cuando fue blanco de las balas de los militares, dio a conocer a Las Noticias, que las pruebas que ha presentado el abogado defensor, para demostrar la inocencia de Omar, han sido desestimadas por el juez.


Cuentan con la carta de liquidación que le dieron el 21 de marzo a Omar cuando renunció al negocio de sushi en Culiacán, donde trabajó hasta antes de irse a Sonoyta, desde donde cruzaría a Estados Unidos.


Han presentado cartas enviadas por los compañeros de trabajo donde constatan que ahí laboraba; además de mostrar los boletos del camión que compró Omar para viajar de Culiacán hacia el norte.


El juez Aníbal Castro ha considerado que los boletos son falsos.


Hay testimonios de personas que iban en la misma camioneta  que Omar, cuando iban a EU  y el juez dijo al abogado defensor que eran testigos fabricados.


Antiguos patrones de Omar, también mandaron desde Culiacán, su carta de constancia con fechas en que laboró en sus empresas, para demostrar que el joven estuvo laborando sus últimos años, como un ciudadano común y no como un delincuente. Al juez le han parecido pocas las pruebas.


Además los soldados que participaron en el hecho del 27 de marzo en el desierto de Sonora, donde dispararon contra un grupo de 40 migrantes que iban en una camioneta de redilas, esos militares, fueron requeridos por el juez y no se presentaron a comparecer.


Después de tantas pruebas de inocencia presentadas y testigos que han declarado sobre como fueron las cosas aquel 27 de marzo y el hecho de que Omar siga en prisión preventiva juiciosa en el CEFERESO de Hermosillo, ha provocado una sensación de indefensión en la familia Arcos Moreno y una visión de que el juez Aníbal Castro, que está en el Centro de Justicia Penal Federal en Hermosillo, Sonora, lo que quiere es defender a los soldados.

Más en Lo relevante

Más en Lo relevante

PROGRAMAS

Futbol Femenil

NOTICIAS

Clientes