Con 78 años de edad, Gilberto, sigue siendo víctima del abuso y la injusticia.

El señor Gilberto Arroyo, pide ayuda al gobernador del estado para recuperar su casa, la cual perdió por una supuesta deuda que lo persigue desde hace más de 25 años.

Por Alexa Niebla

Con 78 años de edad, Gilberto, sigue siendo víctima del abuso y la injusticia. TVP

En 1993, a Gilberto Arroyo, le quitaron su casa, una camioneta y un carro donde su esposa llevaba a sus hijos a la escuela, como cobro de una deuda que él mantenía con “Dimensiones Asesores SA de CV”, Gilberto aceptó con tal de terminar con la angustia, el error, fue que nunca le entregaron un documento donde constara de su liquidación.

En noviembre del 2020, los cobradores regresan y le quitan una segunda casa a Gilberto y a su familia, por un supuesto adeudo de 20 mil pesos, el cual ya había sido cubierto anteriormente.

Para poder regresarle su casa, de la cual aún tiene las escrituras, le piden un monto de 850 mil pesos, pues afirman es la cantidad a la que asciende el adeudo por los intereses.

"Le dije, licenciado, con todo respeto, le dije, pero usted sabe, esa deuda ya no hay, ya no existe, le dije, por que con la casa, la guayín, con todo lo que me quitaron, sobraba, pues si dice, pero usted no se defendió, lo mismo me dijo, todavía así como mufandose", compartió.


Y no solo eso, en busca de solucionar las injusticias por las que estaba pasando, Gilberto acudió con el licenciado Antonio Chávez Sevilla, quien se comprometió a asesorar y representarlo, sin embargo solo se encargó en abusar de su experiencia, cobrarle aproximadamente 20 mil pesos sin avanzar en su proceso, y posteriormente perder comunicación.

"Ya ve que, dame mil pesos, hay que sacar unas copias, dos mil pesos, que tienen que ser certificadas, y así... ya está bueno que abusen, es abuso lo que han hecho, por que uno no tiene dinero, no ve un buen licenciado, por que yo me he movido, ahí está la prueba, ya es lo único que me queda, pero ya buscar a otros licenciados y que me saque dinero que no tenemos", expresó.


El señor Gilberto, se ha comunicado en repetidas ocasiones a la presidencia de la república, obteniendo respuesta del mismo presidente Andrés Manuel López Obrador, quien le dice, que se dirija al gobernador del estado de Sinaloa, siendo el único que puede ayudarlo.

Es por eso, que pide con desesperación a Rubén Rocha Moya ayuda y cita el discurso que ofreció en su toma se protesta como mandatario estatal donde se compromete a apoyar a los mas vulnerables.

"Es injusto señorita... los que me vieron, dijeron que si, y que esto, y que el gobernador... y no robar, y ayudar a las personas sin hogar, en primer lugar, atender a los que menos tienen, eso, eso quiero decírselo, usted dijo esto, usted se comprometió...usted es la única persona que puede ayudarme, le agradezco de antemano, señor gobernador, por que me pusieron cuando estaba en campaña, anduve en campaña con usted y prometió ayudar a la gente necesitada", dijo.


Actualmente, Gilberto Arroyo, cuida de su esposa quien se encuentra delicada de salud y se dedica a vender bollitos para cubrir los gastos de renta y medicamentos.


Más en La Denuncia

Más en La Denuncia

PROGRAMAS

Futbol Femenil

NOTICIAS

Clientes