Descubren vestigios de caserío teotihuacano en Chapultepec

Estos trabajos están inscritos dentro del Proyecto Bosque, Cerro y Castillo de Chapultepec y son coordinados por la arqueóloga Lourdes López Camacho

Por Redacción TVP

Descubren vestigios de caserío teotihuacano en Chapultepec

Vestigios de un caserío de más de mil 500 años de antigüedad, cuyos elementos guardan semejanza con el estilo Clásico teotihuacano, surgen durante trabajos de arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia en la Segunda Sección del Bosque de Chapultepec.


Las labores de salvamento iniciaron a mediados de enero para supervisar áreas en las que la Comisión Nacional del Agua introduciría nuevos sistemas de riego automatizado y garantizar la protección de objetos culturales que pudieran encontrarse.


De acuerdo con la también investigadora del Museo Nacional de Historia Castillo de Chapultepec, los múltiples recorridos en superficie realizados en las tres secciones del bosque desde 2009, cuando inició el proyecto, han permitido el registro de diversas zonas con alto potencial arqueológico en el parque urbano.


En conjunto con la declaratoria instaurada en 2012 y ampliada en 2016, que establece a las dos primeras secciones y partes de la tercera como Zona Arqueológica de Chapultepec, fue posible emprender exploraciones en coordinación con la Conagua y localizar vestigios de una serie de viviendas prehispánicas de estilo teotihuacano, cuya temporalidad corresponde a las fases Tlamimilolpa (225 a 350 d.C.) y Xolalpan (350 a 550 d.C.) de dicha cultura prehispánica.


El proyecto de salvamento también tiene el objetivo de registrar características y delimitar al conjunto, en tanto que su exploración a fondo requerirá de un proyecto arqueológico independiente.

La mayor ofrenda hasta ahora registrada por el proyecto se localizó también en la esquina de una antigua habitación (al noreste del sitio). Su exploración estuvo a cargo de Natalia Vázquez, quien halló más de 17 objetos, junto con fragmentos de obsidiana, un pequeño hueso trabajado en forma circular, restos de láminas de pizarra y mica, que confluían alrededor de los restos de un individuo en posición sedente.


Otros restos humanos hallados corresponden a neonatos, ubicados al interior de un par de vasijas fragmentadas, y el de un adulto masculino que se localizó incompleto y sin asociación a una estructura arquitectónica; este último también sobresale por contar con láminas de pizarra, hachas de riolita (o hachas verdes) y otros materiales del periodo Preclásico, y que tienen símiles con piezas de la tradición Guerrero.


Al grupo de materiales óseos le fue aplicado un tratamiento especial con un químico reversible que les otorga mayor estabilidad para análisis posteriores, y junto con las piezas completas y más de 40 costales de fragmentos prehispánicos, son resguardados en el laboratorio del proyecto en el Castillo de Chapultepec, donde especialistas trabajan en su limpieza, estabilización y clasificación en cédulas, así como su incorporación a muestrarios.


Los arqueólogos resaltaron que pese a la antigüedad de los objetos y al hecho de que algunos se localizaban a menos de 30 centímetros de la superficie, en su mayoría tienen buenas condiciones de conservación. Esto se debe en parte a que la zona no registra grandes cambios a lo largo del tiempo.


También te puede interesar:

Aseguran tortugas e iguanas en aeropuerto de Mérida

Captan supuesto acoso en el metro a un hombre

Aseguran armas, droga y vehículos en Reynosa, Tamaulipas

Más en Nacional

Más en Nacional

PROGRAMAS

OMG!
Reto Gaspasa

NOTICIAS