Erdogan inicia su presidencia ejecutiva otorgándose más poderes por decreto

Estos decretos son una de las prerrogativas que le concede el nuevo sistema presidencialista

Por Redacción TVP

Erdogan inicia su presidencia ejecutiva otorgándose más poderes por decreto
Loading...

Estambul, 10 jul (EFE).- El dirigente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, inició hoy su mandato como presidente ejecutivo, al frente de la Jefatura del Estado y del Gobierno, con varios decretos en los que amplió sus ya enormes poderes y designó a altos cargos en instituciones claves, como el Banco Central.

Estos decretos son una de las prerrogativas que le concede el nuevo sistema presidencialista, que se empezó a aplicar ayer, cuando Erdogan juró el cargo tras ganar las elecciones del pasado 24 de junio.

De los cambios reflejados en los decretos publicados en el Boletín Oficial del Estado destaca que el presidente y el vicepresidente del Banco Central serán designados a partir de ahora por el propio Erdogan.

El presidente turco cumple así su promesa electoral de actuar más en política monetaria, pese a que los inversores y las agencias de calificación advirtieron contra la perdida de independencia del banco emisor.

Esta decisión se une a la de Erdogan de situar a su yerno, Berat Albayrak, al frente del Ministerio de Finanzas en sustitución de Mehmet Simsek, un antiguo economista de la firma Merrill Lynch con amplia experiencia y credibilidad en los mercados.

Erdogan había criticado al Banco Central en el pasado por mantener los tipos de interés altos para atajar la inflación y, ahora, los mercados se preguntan cuál será el margen de independencia que tendrán los nuevos cargos nombrados por el jefe del Estado para aplicar políticas monetarias ortodoxas.

La lira turca, que se ha devaluado un 20 % en los que va de año, ha perdido en los dos últimos días un 3,3 % respecto al dólar, mientras que la inflación interanual en junio alcanzó el nivel récord del 15 %.

Los inversores temen que Albayrak no tenga el peso político ni el conocimiento técnico de Simsek para contrariar las heterodoxas ideas económicas del presidente turco.

Erdogan justificó la necesidad de una poderosa presidencia ejecutiva para impulsar el crecimiento económico y garantizar la seguridad, después del fallido golpe militar de 2016.

En otro de los decretos se anunció la reducción a nueve entidades dirigidas por Presidencia de 65 organismos, comisiones y directorios, lo que aumentará el poder de decisión de Erdogan sobre cuestiones relacionadas con la economía, la sanidad o la administración local.

La recién estrenada reforma constitucional también permite a Erdogan nombrar y decidir sobre la promoción de altos mandos de las Fuerzas Armadas, incluidos coroneles, generales y almirantes.

Erdogan, el líder más popular y polarizador de la Turquía contemporánea, se ha convertido en el líder turco más poderoso desde que Mustafa Kemal Ataturk fundó la República de las ruinas del Imperio Otomano.

Pero mientras que Ataturk transformó su empobrecido país hacia valores laicos y occidentales, Erdogan ha tratado en los pasados quince años de reforzar los principios religiosos musulmanes, socialmente conservadores.

En su primer día completo con poderes ejecutivos, Presidencia puso bajo su mando directo otras instituciones estatales, como las direcciones de Prensa o de Asuntos Religiosos.

En la prensa turca -en su mayoría cercana al Gobierno- el cambio a un modelo presidencial es elogiado por los analistas como el inicio de una "Segunda República", aunque otras voces ven en estos cambios un creciente autoritarismo.

Los ministros del Gobierno, que bajo el sistema presidencialista pasan de veinticinco a dieciséis, asumieron hoy sus funciones en una breve ceremonia en el Parlamento turco.

Con el nuevo sistema, el puesto de primer ministro se ha eliminado y el presidente selecciona su propio gabinete, regula los ministerios y puede despedir a altos funcionarios claves, todo ello sin aprobación parlamentaria.

Antes de jurar su cargo, el ministro de Exteriores, Mevlüt Çavusoglu, que renovó su puesto, señaló su intención de no hacer distinciones entre política interior y exterior.

"A pesar de todas las dificultades, pensamos en seguir el proceso (de adhesión) con la Unión Europea (UE)", declaró Çavusoglu, que ahora asume también las funciones del anterior Ministerio de Asuntos Europeos, cargo eliminado en el nuevo sistema presidencialista.

En su primer día como presidente ejecutivo, Erdogan viajó hoy a Azerbaiyán y la República del Norte de Chipre -solo reconocida por Ankara- dos destinos tradicionales de la política exterior turca.

El mandatario viajará mañana a Bruselas para asistir a la cumbre de la OTAN, donde podría tener encuentros bilaterales con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y con la canciller alemana, Angela Merkel. 

lvm/ll/acm

Notas de interés:

Indigente da tremenda golpiza a mujer que lo maltrataba

Logran rescatar a 13 niños y su entrenador atrapados en cuev...

Starbucks dejará de usar pajitas de plástico en 2020 a nivel...

Más en Internacional

Más en Internacional