Embellecimiento...inconcluso

Faltan obras en el Centro Histórico

Por Concepción Soto

El embellecimiento del centro histórico fué como coloquialmente se diría: “por donde ve la suegra”.

Y es que por ejemplo en el callejón Ángel, entre la calle Belizario Domínguez y Heriberto Frías, hicieron las excavaciones en la banqueta, por lo menos 17, para colocar la iluminación artística. Colocaron la base del metal al interior y el resultado final es que parece que lo que quisieron hacer fue habilitar pequeños cestos de basura subterráneos, porque los hoyos en el suelo, que ya tienen meses, nunca fueron utilizados para poner los focos, y ahora están llenos de basura.

Y el contraste es que a solo unos metros, a la vuelta de la esquina, sobre la Belizario ahí donde se ve más: ahí si pusieron...ahí está completa la obra. Bien adornada la Belizario por las noches, con su iluminación artística como estaba en el plan.

Otra de las cosas hechas para el Tianguis Turístico, pero olvidadas con el paso del tiempo son los árboles.

Por ejemplo, los que plantaron por la Sixto Osuna, desde donde nace la calle en la esquina con la Belizario, hacia el malecón; si no es por la lluvia de hace unos dias y porque en las semanas previas los comerciantes del área, riegan los árboles, éstos ya se hubieran secado.

En fin que unas cosas se empezaron a hacer, se hizo la inversión y no se concluyó el proyecto y quien sabe si algún dia lo terminen.

Y en otras, como los arboles, terminado el plan, pero posteriomente olvidado...total! Ya pasó el Tianguis y lo demás,es lo de menos.

Otro punto que no ha sido tomado en serio por las autoridades es el de la falta de banqueta por la Belizario entre Constitución y Mariano Escobedo. Frente al banco.

Ahí la entrada a un antiguo estacionamiento “se comió” la banqueta y algunos automovilistas aprovechan y toman ese espacio como un lugar para estacionarse en diagonal.

Día y noche hay carros ahí estacionados sin importar que ahí haya letreros de “prohibido estacionarse” y sin importar a los choferes de esos carros, que los peatones tengan que “escurrirse” entre el frente de esas unidades y la pared o que de plano tengan que bajarse a la avenida y sortear carros y camiones que pasan a alta velocidad.

Más en Ciudad

Más en Ciudad