Policía halla 330 kilos de cocaína en pesquero cerca a Río de Janeiro

El pesquero fue interceptado en un área de la Bahía de Guanabara próximo a Niteroi, la ciudad separada de Río de Janeiro por un puente de 14 kilómetros

Por Redacción TVP

Policía halla 330 kilos de cocaína en pesquero cerca a Río de Janeiro

Río de Janeiro, 23 jul (EFE).- Las autoridades brasileñas se incautaron de 330 kilos de cocaína en una embarcación pesquera interceptada en la Bahía de Guanabara, la puerta de acceso al puerto de Río de Janeiro, informaron hoy fuentes oficiales.

El decomiso se produjo en la madrugada del domingo y permitió la detención de tres hombres responsables de la carga, informó en un comunicado la Policía Federal, que descubrió la droga en una operación conjunta con la Marina de Guerra de Brasil.

De acuerdo con la nota, el pesquero fue interceptado en un área de la Bahía de Guanabara próximo a Niteroi, la ciudad separada de Río de Janeiro por un puente de 14 kilómetros.

La cocaína estaba escondida tras una pared falsa en una bodega de la embarcación que había sido rellenada con hielo para dificultar la fiscalización.

Los agentes que hicieron la inspección tuvieron que remover todo el hielo antes de descubrir el compartimiento secreto y encontrar la cocaína acomodada en doce bolsas.

Los tres hombres presos, conducidos a una cárcel de Río de Janeiro, fueron acusados formalmente de tráfico internacional de drogas y asociación para delinquir, delitos cuyas penas sumadas pueden llegar a 35 años de prisión.

Según la Policía Federal, el aumento de la fiscalización de los principales puertos del país ha permitido el decomiso en el último año de 4.000 toneladas de cocaína.

Los cargamentos han sido hallados principalmente en el puerto de Santos (litoral del estado de Sao Paulo) pero también en los de Río de Janeiro, Vitoria y Suape y son atribuidos a organizaciones que buscan cargarlos en barcos con destino a diferentes países de Europa, África y Asia.

Según la Policía Federal, la cocaína es refinada en países vecinos como Perú, Colombia y Bolivia; introducida a Brasil por las fronteras terrestres y transportada por carretera hasta los principales puertos del país, de donde los grupos criminales buscan enviarla al exterior.

El decomiso del domingo contó con la participación de infantes de la Marina de Guerra y fue producto de una operación realizada en el marco de la intervención militar en la seguridad de Río de Janeiro, decretada por el presidente Michel Temer en febrero pasado y que puso el control del orden público en este estado brasileño en manos de las Fuerzas Armadas.

La intervención busca frenar la ola de violencia que Río sufre desde que organizó los Juegos Olímpicos de 2016 y que tan sólo el año pasado se cobró la vida de 6.731 personas.

cm/nbo/dmt

Notas de interés:

Una niña y una joven de 18 años, las víctimas mortales de ti...

Se mantiene la ola de calor en el suroeste de EEUU por un fr...

Evo Morales dice que su Gobierno tiene "enormes coincidencia...

Más en Internacional

Más en Internacional