Rebeldes sirios se alían ante posible ofensiva del Ejército contra su bastión

Cuatro grupos amados se sumaron a la alianza Frente Nacional para la Liberación

Por Redacción TVP

Rebeldes sirios se alían ante posible ofensiva del Ejército contra su bastión

Beirut, 1 ago (EFE).- Facciones armadas opositoras e islamistas se han integrado en una gran alianza para hacer frente a una posible ofensiva de las fuerzas leales al presidente Bachar al Asad en la provincia norteña de Idleb, último bastión de los rebeldes tras la reconquista del Ejército de las provincias del sur de Siria.

Cuatro grupos amados se sumaron hoy a la alianza Frente Nacional para la Liberación, integrada principalmente por facciones que operan bajo el paraguas del Ejército Libre Sirio (ELS), informó a Efe la portavoz de la agrupación, Nayi Abu Huzaifa.

Las Brigadas de Suqur al Sham (Halcones del Levante), el Ejército de los Libres, la Agrupación de Damasco y el Frente de la Liberación de Siria son las últimas facciones que se han unido al Frente Nacional para la Liberación, que suma de esta forma 15 grupos armados y 75.000 combatientes, según el portavoz.

Abu Huzaifa aseguró que no tendrá lugar un avance por parte de las fuerzas leales a Damasco en la provincia norteña de Idleb, tal y como ha sucedido en la provincia sureña de Deraa, donde las tropas sirias y sus aliados han recuperado el control de todo el territorio en una amplia ofensiva de cuarenta días.

"Habrá una resistencia fuerte y una guerra abierta y no dejaremos que el régimen inicie (la batalla). Tomaremos nosotros la iniciativa y causaremos grandes pérdidas (en sus filas)", agregó.

Idleb es la única provincia siria que aún está dominada casi por completo por facciones opositoras y tanto Damasco como su principal aliado, Moscú, ya han apuntado a que será el próximo objetivo.

El presidente Al Asad declaró hace unos días en una entrevista a medios rusos que es una prioridad recuperar el control de la provincia de Idleb, donde "hay decenas de miles de terroristas".

Hacia esa provincia han sido evacuados en los pasados meses todos los combatientes rebeldes y sus familiares que no han aceptado los denominados "acuerdos de reconciliación", en virtud de los cuales los opositores han abandonado las áreas que controlaban en otros puntos del país y han entregado sus armas pesadas a las autoridades.

El jefe negociador sirio, Bashar Jaafari, dijo durante las negociaciones de paz que tuvieron lugar esta semana en la ciudad rusa de Sochi que si no consiguen "devolver Idleb al Gobierno por la vía de la reconciliación, el ejército nacional tiene todo el derecho a recuperarla por la fuerza".

Rusia, que ha mediado y sellado los pactos de reconciliación entre los opositores armados y Damasco en los pasados meses, ha señalado que es el momento de "rematar a los terroristas que aún quedan, en particular en Idleb", afirmó hoy en Singapur el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

Fuera de esos acuerdos han quedado los yihadistas afiliados al grupo Estado Islámico (EI), como los integrantes del grupo Jaled bin Walid, los últimos en ser expulsados de la provincia de Deraa.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó de que 80 radicales de esa agrupación se han rendido hoy, pocos días después de que las fuerzas gubernamentales les arrebataran el control de la zona que dominaban en el suroeste de Deraa, en la cuenca del río Al Yarmuk.

Según la ONG, los yihadistas se entregaron al ejército sirio en la localidad de Al Qusair y fueron trasladados en vehículos hacia un lugar desconocido.

Por su parte, la Coalición Nacional Siria (CNFROS), principal alianza política opositora, denunció a través de un comunicado que el ejército de Al Asad y sus aliados continúan atacando indiscriminadamente los pueblos y aldeas de Deraa.

"Están cometiendo crímenes y masacres, atacando zonas pobladas y también campamentos de desplazados internos. Los civiles se han quedado sin ningún refugio seguro donde protegerse de los bombardeos y los misiles", dijo la CNFROS.

Según la alianza con sede en Turquía, decenas de personas murieron y otras resultaron heridas en el valle de Kuaya, situado en la cuenca del río Al Yarmuk, "cuando los aviones de ocupación rusos y la artillería pesada del régimen de Al Asad golpearon un campamento que albergaba a las personas desplazadas en la zona".

La ofensiva gubernamental en Deraa dio comienzo el 19 de junio y tuvo como objetivo primero a las facciones rebeldes y, a partir del 19 de julio, se amplió a los yihadistas.

fsm-fc/emm

Notas de interés:

Director del FBI dice que EEUU está bajo constante ataque de...

WhatsApp comenzará a cobrar a empresas por usar su aplicació...

Pompeo llega a Kuala Lumpur en su primera visita al Sudeste...

Más en Internacional

Más en Internacional