Milagroso Niño Jesús de Fraccionamiento Gaviotas en Mazatlán

a través de los años el Niño Jesús sigue cumpliendo milagros

Por Paola Toledo

Milagroso Niño Jesús de Fraccionamiento Gaviotas en Mazatlán

Siendo una joven católica, Chuyita Valdez tenía mucha devoción a la figura de un niño Jesús, en especial a la que le pertenecía al padre Antonio Ramos Orendain, quién era entonces el párroco de la catedral Mazatleca; le gustaba llevárselo a su casa, cargarlo y mecerlo, pues su compañía le regalaba paz y tranquilidad.


El padre Antonio Ramos, trajó al niño Jesús del Vaticano, con la bendición del Papa Pío XII, y al fallecer, el padre lo dejó bajo el resguardo de la señora Chuyita hace más de 70 años, en 1944.

Chuyita se sentía muy contenta por poder compartir con sus amistades más cercanas la paz y la fé que le brindaba el niñito Jesús, no pasó mucho para que pudieran darse cuenta que era muy milagroso, así que poco a poco la cantidad de fieles católicos que buscaban al niñito Jesús de la señora Chuyita fue aumentando, hasta convertir la casa de Chuyita en un santuario para el niño Jesús.


La señora Chuyita falleció en 2009 a la edad de 97 años, pero actualmente su familia conserva la casa del niño Jesús abierta a todos los que deseen visitarlo.

Ubicado en el número 34 de la calle Privada Ibis del fraccionamiento Gaviotas, el santuario "Del Milagroso Niño Dios de las Gaviotas" es cada vez más conocido por los creyentes católicos, ya que los mismos testimonios de sus milagros se encargan de dar a conocer su divino poder.

Algunas de las personas que visitan al Niño Jesús son muy recurrentes, llegándolo a visitar hasta más de 3 veces a la semana y por más de 25 años constantes.

La casa del niño Jesús de las Gaviotas se encuentra llena de presentes que le llevan sus seguidores en muestra de aprecio, para pedir o agradecer favores.

Entre estos obsequios se encuentran juguetes de todo tipo, flores, anillos, vestidos, zapatitos, trofeos, certificados de graduación, imágenes de culto enmarcadas, fotografías, entre otros.


Sin embargo, la mayor muestra de fé que provoca esta figura del Niño Jesús, se ve reflejada en el aumento de visitas de creyentes ya que recibe a más de 300 personas al día y los fines de semana hasta 500 personas, mismas provenientes de distintas ciudades e incluso de distintos países.

Los milagros que se le atribuyen al Niño Dios son incontables, que van desde la obtención de algún trabajo, el éxito de negocios o bandas musicales, hasta la sanación de algunas enfermedades o padecimientos de manera inexplicable.


La tradición de visitar al Niño Jesús de Gaviotas, lleva más de 70 años y continúa con la suma de numerosos devotos que no dejan de acercarse para llevarle obsequios y poder hacerle sus peticiones.


También te puede interesar:

Obispo de Mazatlán, exhorta a la ciudadanía a vivir una navi...

"Un Sueño en Navidad", espectáculo que celebra las fiestas d...

Coronas de flores de papel; más que una tradición, una vida

Más en Reportajes

Más en Reportajes

PROGRAMAS

Reporteros Pro

NOTICIAS