Frutos y dulces invernales: una deliciosa tradición

Las carretas de frutas son algo muy mexicano. Cada temporada cambia su oferta dependiendo de la estación y de la ciudad

Por Olivia Guzon

Frutos y dulces invernales: una deliciosa tradición

En Mazatlán, se acostumbra vender mangos y ciruelas en verano, nanchis y arrayanes en otoño y en invierno: los famosos “frutos navideños”.

 

Puede ser que no se sienta el clima frío, pero las nueces, dátiles, camotes, ates y alfajores, no pueden faltar. Su presencia anuncia la llegada de las fiestas decembrinas y su sabor nos hace recordar nuestra infancia.

 

“Traen alegría a la casa, es parte de la Navidad, la emoción de los niños, de recibir los dulces con juguetes”, dice Sergio Alberto Salazar Dlores, 47 años, quien tiene un puesto de dulces en el mercado. 

 

En cuanto a los “carreteros”, existen carretas de frutas tan antiguas en el puerto, como las conocidas “carretas de kilo”, ubicadas sobre la calle Aquiles Serdán frente al Mercado Pino Suárez, las cuales tienes más de 50 años y se han ido pasando de generación en generación. 

 

“La gente los compra [los dulces invernales] por tradición”, comenta Lizbeth González, 31 años, quien tiene 15 años trabajando una de dichas carretas con su esposo. 

 

“Mi papás igual cenábamos en mi casa el 24 y nos salíamos a comprar el dulce, porque supuestamente el 25 era tradición sentarnos en el porche de mi casa a comer el dulce”.

 

Sin embargo, para los vendedores, este diciembre no parece ser tan próspero como otros, el kilo de nuez se vende 20 pesos más caro de los normal y al ser uno de los favoritos de los mazatlecos, la gente ha resentido el aumento.

 

“Uno puede pensar que como está a 180 pesos el kilo le sacamos un buen, pero la realidad es que las ganancias son muy pocas”, expresó Luis Partida Flores, 31 años, esposo de Lizbeth.

 

“Diciembre es digamos cuando mayor hay venta, pero ahorita sí las ventas están muy bajas”, agregó su esposa.

 

La tradición en el puerto solía ser ir el mismo 24 de diciembre a comprar estos frutos y dulces después de la cena, pero con el paso del tiempo cada vez son menos familias las que lo hacen.



 

“El puro 24 ves a la gente bien cambiadísima y bien guapa y uno todo enmielado y todo, atendiéndolos, pero pues es padre porque la tradición sigue en generaciones”, explica Lizbeth.

 

De igual manera, la ilusión de estos dulces parece tener menos impacto en las nuevas generaciones, ya que antes era todo un agasajo recibir una botita con frutos invernales y dulces en Navidad y ahora los pequeños lo que quieren es tecnología.

 

“Si yo platico en mi infancia, a mis amigos nos amanecía que una bolsita de nuez, que una bota, osea que cajetas y así. Ahorita ya te piden celular, iPad y todo eso”, comenta Luis.

 

Ante esta situación, los vendedores de las carretas invitan a los padres de familia a regresar la tradición y darle a conocer a sus hijos este tipo de dulces y frutos en estos últimos días de Diciembre, ya que puede que no tengan envolturas coloridas, pero sin duda son todo un manjar.





También te puede interesar:

Netflix confirma la 5ta temporada de Black Mirror para el 20...

Los diez mexicanos más mediáticos de 2018

#VIDEO Joven hace escena de celos y su novia lo graba

Más en #Lo más visto en redes

Más en #Lo más visto en redes

PROGRAMAS

OMG!
Reto Gaspasa

NOTICIAS