Lo que debes saber para entender la crisis de combustible en México

El cierre de ductos de gasolina y el cambio en la forma en que ésta se distribuye han provocado desabasto de combustible en al menos 10 estados de la República Mexicana.

Por Olivia Zatarain

Lo que debes saber para entender  la crisis de combustible en México

Para combatir el robo de combustible, mejor conocido como “huachicoleo”, el presidente Andrés Manuel López Obrador implementó una nueva estrategia que consta en el cierre de ductos que registran baja presión por probabilidad de fuga o robo.

El gobierno de la llamada “Cuarta Transformación” reportó que con el cambio de administración algunos funcionarios de Pemex, encargados del sistema de monitoreo de ductos, no seguían el protocolo del cierre de válvulas al registrar baja presión, lo que permitía que durante horas se realizara el robo de combustible.

El 9 de enero se dio a conocer que cinco personas del área de monitoreo fueron despedidas y denunciadas por esta causa. 

El plan de AMLO incluye también la vigilancia por parte de 4 mil elementos de la Secretaría de Defensa Nacional y de la Marina de 58 instalaciones estratégicas de Pemex, entre ellas seis refinerías, 39 terminales de almacenamiento y despacho y 12 estaciones de rebombeo y control de los ductos. 

Mientras tanto el combustible está siendo distribuido a través de pipas, lo que  de acuerdo con expertos es una estrategia 14 veces más cara que el uso de ductos y mucho más vulnerable a asaltos.

Debido al ajuste logístico en la distribución, el cual es mucho más lento, al menos 10 estados han sido gravemente afectados: Tamaulipas, Jalisco, Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Estado de México, Puebla, Michoacán y Ciudad de México.

 


En las principales ciudades de Guanajuato, Jalisco y Michoacán se ha reportado caos en los sectores de transporte público, traslado de alimentos, recolección de basura, así como ausentismo escolar y laboral. 

De igual manera, se han registrado largas filas en las gasolineras, compras de pánico e irónicamente un aumento en la venta clandestina de gasolina a través de redes sociales. 

El Presidente ha reiterado múltiples veces que no se trata de un problema de escasez de gasolina, ya que ni la producción ni importación de gasolina ha disminuido, y anunció en los últimos días que pese a esta estrategia se siguen registrando ataques a ductos abiertos, por lo que las válvulas permanecerán cerradas el tiempo que sea necesario. 


También te puede interesar:

Sin combustible 69% de las gasolineras del país: PROFECO

Desabasto de gasolina se convierte en la primera gran crisis 

¿Por qué se le llama “huachicol” al combustible robado?


Más en Nacional

Más en Nacional

PROGRAMAS

Reporteros Pro

NOTICIAS