La comida y nuestras emociones

lo que comemos no solo afecta a cómo nos sentimos, sino que cómo nos sentimos también afecta a nuestra manera de comer

Por Lupita Camacho

La comida y nuestras emociones

Las emociones tienen un efecto poderoso sobre nuestra elección de alimentos y sobre los hábitos de alimentación, por lo que es sumamente importante prestar atención a esto y evitar problemas de sobrepeso u obesidad que pongan en riesgo nuestra calidad de vida y bienestar, destacó el psicólogo Ángel Daniel Díaz Sainz.


El docente de la Unidad Académica de Ciencias de la Nutrición y Gastronomía de la UAS manifestó que lo que comemos no solo afecta a cómo nos sentimos, sino que cómo nos sentimos también afecta a nuestra manera de comer, por lo que aseveró que la dificultad en la regulación de los estados de ánimo negativos tiene una influencia muy grande en la aparición y el mantenimiento de los trastornos de conducta alimentaria.


La regulación emocional se refiere a la gestión que hacen las personas de sus propias emociones, teniendo en cuenta las circunstancias y el estado emocional de los demás. Se ha observado que la vergüenza y la culpa son las emociones que pueden tener una mayor incidencia negativa en la dieta.


Las personas desarrollan conductas diferentes en respuesta a sus emociones dependiendo de factores diverso, como el medio en el que se encuentran, su formación y su habilidad para identificar y gestionar sus sentimientos, ejemplificó que cuando más emocional es la persona en su ingesta, más de control tienen el número de comidas.


El factor emocional más influyente en las personas sedentarias es la desinhibición en la comida y los antojos consentidos de ciertos alimentos como el chocolate y la pastelería, sin embargo, en personas deportistas las emociones de culpabilidad, como el miedo a la bascula y a comer dulces, han tenido mas influencia que las emociones de desinhibición en la comida.

Es importante tomar en cuenta,  que abusar del acto placentero de comer, no solamente puede hacer que nos sintamos más cansados y busquemos más comida constantemente, sino que puede provocar serios problemas de salud, por lo que es trascendente tomar en cuenta que nuestra emoción es la que tiene que hacernos conscientes de la alimentación que necesitamos.

También te puede interesar:

Los daños en los ojos por hipertensión

Niega Secretario de Salud en Sinaloa que vacuna cure la diab...

Glaucoma, principal causa de ceguera





Más en Salud

Más en Salud

PROGRAMAS

Reporteros Pro

NOTICIAS