López Obrador no quiere dar "motivos" que pongan en peligro el T-MEC

"No queremos que se dé ningún motivo para reabrir las negociaciones del tratado. Consideramos que no le conviene el país", dijo el mandatario

Por Redacción TVP

López Obrador no quiere dar "motivos" que pongan en peligro el T-MEC

México, 4 abr.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, explicó este jueves que su Gobierno no quiere "dar motivos" que pongan en peligro el renovado tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), pendiente de ratificación.

"No queremos que se dé ningún motivo para reabrir las negociaciones del tratado. Consideramos que no le conviene el país", dijo el mandatario en la conferencia matutina desde el Palacio Nacional.

El también líder del izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena) hizo esta reflexión al ser cuestionado sobre el anuncio de la presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., la demócrata Nancy Pelosi, de que no votará el T-MEC hasta que el país latinoamericano apruebe una reforma laboral.

López Obrador aseguró que no busca reabrir la difícil negociación del T-MEC.

Los legisladores mexicanos están debatiendo estos días una reforma laboral, que debería encajar con lo acordado en el T-MEC, y en este sentido, el presidente dijo que espera que se apruebe una reforma "apegada" a los acuerdos del tratado.

"Lo que se logró y se pactó es bueno para México, y fue aceptado por Estados Unidos y Canadá. No queremos dar ningún motivo ni pretexto, ninguna excusa, para utilizar como argumento o esgrimir de que nosotros no estamos cumpliendo con lo que se acordó", remarcó.

El líder izquierdista recordó que su equipo fue observador durante las negociaciones para renovar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en vigor desde 1994.

La renovación del TLCAN fue un logro del anterior Gobierno, encabezado por Enrique Peña Nieto (2012-2018), tras más de un año de negociaciones.

"Hicimos el acuerdo de apoyar lo que se pactó en todos sus términos y esta es la postura que tenemos", apuntó.

El mandatario mexicano rechazó posicionarse sobre las recientes declaraciones en una visita en España del expresidente estadounidense Barack Obama sobre los peligros del populismo.

"Vamos a batear (la cuestión), aunque sea teóricamente", dijo el líder izquierdista al descartar la pregunta.

Agregó que se reunirá el próximo martes con la alta comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, que este jueves comienza una visita de trabajo a México.

Dijo sobre la expresidenta chilena que es una "mujer admirable" y muy bienvenida en México.

Cuestionado sobre la crisis venezolana, no quiso hablar de un posible asilo en México del presidente Nicolás Maduro, y se escudó de nuevo en la Constitución mexicana para responder a este tema "muy polémico" que se presta "a conjeturas".

"Hemos sido lo suficientemente claros, hasta parezco disco rallado de estar repitiendo (la Constitución). No intervención, autodeterminación de los pueblos y solución pacífica de las controversias. De ahí no nos movemos", remarcó.

mqb/er/eat

Notas de interés:

Esposa del "Chapo" Guzmán crea marca de ropa basada en el na...

El 48 % de mexicanos se opone a disculpas por conquista y el...

Los riesgos del periodismo en México reflejados en una nueva...

Más en Nacional

Más en Nacional

PROGRAMAS

Reporteros Pro

NOTICIAS