5 razones por las que no puedes bajar de peso y no tienen que ver con tu alimentación

Si te preguntas por qué no puedes bajar de peso por más que te esfuerzas en lograrlo, haces dietas y ejercicio, no te preocupes, te decimos algunas razones que te lo están impidiendo y no tienen nada que ver con tu alimentación

Por Redacción TVP

5 razones por las que no puedes bajar de peso y no tienen que ver con tu alimentación

Dietas, ejercicio y hasta terapia, has intentado todo para perder esos kilos de más y simplemente no puedes lograrlo. El verano se acerca y te preguntas una y otra vez por qué no puedes bajar de peso si estás haciendo todo bien, pero tu meta sigue pareciendo lejana.

No te desesperes, pues tal vez el problema no tenga nada que ver con tu alimentación o el régimen que estás siguiendo. Existen varias razones que pueden impedir perder peso y en este artículo te compartimos las principales:

1. Estatura

Sí, aunque sea difícil de creer, las mujeres bajitas tienen metabolismos más lentos, explicó Craig Primack, presidente de la Asociación de Medicina para la Obesidad. Es decir, una mujer promedio tiene una tasa metabólica basal de mil 400 calorías por día, por lo que si permanece acostada 24 horas quemará esas calorías de forma natural. Pero para aquellas que miden 1.50 metros y generan más de mil 750 calorías es mucho más complicado perderlas. En conclusión, entre más pequeño sea el cuerpo, menos energía necesita y menos energía quema.

Lo ideal para estos casos es comer de acuerdo con las necesidades, consumir proteínas, tomar suficiente agua, levantar peso para construir músculo metabólicamente activo y tener un buen balance de vitaminas y minerales.

2. Te excedes en las porciones de comida

Si queremos bajar de peso lo ideal es hacerlo de la mano de un experto y entender que todos los alimentos contienen calorías, por lo tanto su consumo excesivo provoca que engordemos. Por ejemplo, si estamos a dieta pero no respetamos las porciones de los alimentos es lógico que nuestro cuerpo no pierda kilos, sino todo lo contrario.

3. No duermes bien

Aquellas personas que tienen problemas para conciliar un sueño profundo tienden a engordar con mucha más facilidad en comparación de quienes duermen sin problema. Los trastornos del sueño tienen que ver con el metabolismo, al igual que en la actividad de las hormonas del hambre como la leptina y la grelina.

La primera es la encargada de mandar señales al cerebro para que deje de comer, mientras la segunda estimula el hambre. Quienes duermen menos horas presentan bajos niveles de leptina y un incremento de grelina. Esto significa que comen más y, por consecuencia, su peso es mayor de lo adecuado.

4. Trabajas demasiado tiempo sentado

Trabajar todo el día sentado tiene muchas consecuencias para nuestra salud, entre ellas engordar ya que incrementa de forma considerable el sedentarismo. Lo ideal es tomar descansos y hacer una breve caminata o ejercicios sencillos durante las 8 ó 9 horas que permanecemos en la oficina.

5. Tienes un problema hormonal

Este tipo de problemas son una de las dificultades más comunes para lograr bajar de peso, pues existen hormonas que influyen en el metabolismo. Los trastornos hormonales como el síndrome de ovario poliquístico y el hipotiroidismo impiden adelgazar de manera sencilla. En este caso se debe consultar a un especialista para que nos ayude a tratar cada padecimiento. 

Hay muchos factores que impiden que bajemos de peso, lo importante es saber identificarlos y hacer algo al respecto para evitar que sigan perjudicando nuestros objetivos. Como lo mencionamos, lo recomendable es ir de la mano de un experto que nos guíe durante el proceso. ¿Listo?

También te puede interesar:

Game of Thrones batió su propio récord de audiencia

BTS rompe récord en Youtube con video musical ‘Boy with Luv”

Madonna anuncia su colaboración con Maluma

Más en #Lo más visto en redes

Más en #Lo más visto en redes

PROGRAMAS

Reporteros Pro

NOTICIAS