La odisea de un patito de peluche

Las redes sociales fueron la herramienta aliada en tiempos de coronavirus para que la pequeña Andrea de 4 años pudiera recuperar a uno de sus más grandes tesoros

Por Cecilia Barrón

La odisea de un patito de peluche

En tiempos de coronavirus, abundan las historias tristes o preocupantes, pero ésta que les contaremos es una de las que afortunadamente pudo escribir un final feliz


Todo comenzó en el momento en  que Andrea, una pequeña culiacanense de 4 años viajaba con su mamá rumbo a Tijuana en un avión comercial y al descender olvidó uno de sus mayores tesoros, un patito de peluche


La niña rompió en llanto y a partir de allí su mamá Omara Chaidez comenzó una exhaustiva búsqueda del amigo de su hija, teniendo como aliadas a las redes sociales. 


En el mensaje se leía lo siguiente: 

'Se dará recompensa. 

Mi pequeña Andrea de 4 años de edad, perdió su pato en un avión en el vuelo 5003 al llegar a la ciudad de Tijuana, ese patito se lo regaló su papi (que ya falleció) cuando ella sólo tenía meses de nacida , desde entonces ella no se separaba de su pato, ya que es el único recuerdo de su papá... Por favor ayúdenme a compartirlo. 

Tiene un valor sentimental muy importante en su vida

Para muchos será un simple muñeco de peluche para ella NO, es todo lo que tiene de su papá'

La publicación le dio la vuelta a la red en poco tiempo, siendo compartida por negocios y hasta por organizaciones civiles en Mazatlán. 


Finalmente, tras 24 horas de la travesía, pudo darse con el paradero del muñeco en Los Cabos. Fue reportado por otro usuario de la web quien se puso en contacto con la madre de Andrea para que el patito regresará a manos de su dueña. 


También te puede interesar

Abuelito pasa de "cerillo" a youtuber

Crece con hidrocelafia y no encuentra lugar en hospitales pú...

Cumple un año la biobarda mazatleca

Más en Sociedad

Más en Sociedad

PROGRAMAS

Reporteros Pro

NOTICIAS

Clientes