asdas

Macron apuesta por la defensa común para crear una "soberanía europea"

"No creo que hoy China o Estados Unidos crean que Europa sea una potencia con una autonomía estratégica", dijo para señalar la necesidad de avanzar en ese sentido

Por Redacción TVP

Macron apuesta por la defensa común para crear una "soberanía europea"

París, 27 ago.- Sometida a amenazas desde múltiples flancos, la Unión Europea (UE) sólo podrá sobrevivir si crea una "soberanía europea" basada en una defensa común que le permita no depender militarmente de Estados Unidos, según la doctrina que expuso hoy el presidente francés, Emmanuel Macron.

Macron hizo del europeísmo una de sus banderas durante la campaña electoral que le llevó al Palacio del Elíseo en 2017, pero hasta el momento ha encontrado todo tipo de obstáculos para poner en marcha sus propuestas.

En el curso político que se abre, en el que se celebrarán elecciones europeas, el líder francés pretende reforzar ese mensaje a partir de un proyecto que presentará en los próximos meses con el que busca "reforzar la solidaridad en materia de seguridad en la UE".

Ese fue hoy el principal anuncio de su discurso anual a los embajadores franceses, en el que tradicionalmente se presentan las líneas maestras de la política exterior y que en esta ocasión estuvo marcado especialmente por los desafíos comunitarios.

No obvió Macron que Europa se encuentra "en medio de una gran crisis", evidenciada en el "brexit', el ascenso de los extremismos, las divisiones entre los países del Norte y el Sur y entre los del Este y el Oeste y la crisis política por la inmigración".

Ante esa situación, los comicios europeos permitirán a los ciudadanos elegir entre dos opciones claras: de un lado quienes pretenden desmontar la Unión y del otro quienes tienen la voluntad de construir una "soberanía europea".

"No creo que hoy China o Estados Unidos crean que Europa sea una potencia con una autonomía estratégica", dijo para señalar la necesidad de avanzar en ese sentido.

"Europa ya no puede entregar su seguridad a Estados Unidos. Nos corresponde asumir nuestras responsabilidades y garantizar la seguridad y, de esta forma, la soberanía europea", agregó.

Macron llamó a una "reflexión exhaustiva" al respecto con todos los socios de Europa, pero especialmente con Rusia, a la que consideró que no se puede apartar del diálogo sobre un nuevo orden global.

Con el objetivo de "reordenar la arquitectura europea de defensa", la conversación debería abordar "la ciberseguridad, las armas químicas, el armamento clásico, los conflictos territoriales, la seguridad espacial o la protección de las zonas polares".

Al tratar la crisis del multilateralismo, Macron reconoció que "hace falta construir nuevas alianzas" en el mundo actual, como trata de hacerlo Francia con China sobre el cambio climático.

Y aunque alertó de que "los extremos y los nacionalismos han despertado en Europa", asumió que "la identidad profunda de los pueblos" ha vuelto por todo el mundo.

"Quienes creían en el advenimiento de un pueblo globalizado se equivocaron profundamente", opinó, para calificar a continuación como "algo bueno" ese regreso de las identidades, siempre que éstas no sean "exacerbadas".

Macron repasó de forma somera los asuntos más candentes de la política internacional, con especial atención a la situación en Siria, donde, dijo, el régimen de Bachar al Asad "amenaza con crear una nueva crisis humanitaria en la región de Idleb", último gran bastión de los rebeldes.

El presidente francés cree que sería un "funesto error" que Al Asad se mantenga como presidente en la posguerra, pero recordó que nunca ha puesto su salida como una condición para el diálogo y añadió que corresponde únicamente al pueblo sirio decidir su futuro.

Al respecto de Libia, defendió que Francia hará progresar el Acuerdo de París, firmado entre los cuatro principales actores de la crisis en ese país el pasado mayo, cuando se comprometieron a adoptar las medidas necesarias para la celebración de elecciones en diciembre.

"Los próximos meses serán decisivos y necesitarán nuestra movilización para apoyar el notable trabajo del representante de la ONU Ghassan Salamé para evitar la división del país", cuya estabilidad consideró "fundamental" para Europa.

Macron, que se jactó de haber visitado en su primer año de mandato la mitad de los países de la Unión Europea (UE), pondrá rumbo mañana a Dinamarca, donde realizará una visita de Estado de dos días, tras lo cual viajará a Finlandia el próximo jueves.

er/psh

Notas de interés:

Pompeo rechaza la reclamación de Irán ante la Corte Internac...

Trump hablará en breve sobre comercio ante inminencia de anu...

Torneo de videojuegos se convierte en escenario de tiroteo m...

Más en Internacional

Más en Internacional

PROGRAMAS

OMG!

NOTICIAS