Ser teacher, sin pizarrón, ni aula, pero con mucha vocación

Juan Gaspar Aréchiga ha llegado a los 73 años de edad, hace más de 20 se jubiló, pero las ganas de enseñar no se fueron, por lo que por más de 50 años ha mantenido el espíritu de la docencia en el inglés

Por Cecilia Barrón

Ser teacher, sin pizarrón, ni aula, pero con mucha vocación

México guarda una de las cifras más reducidas en educación bilingue, de acuerdo con la Secretaría de Educación Pública existen 50 mil maestros de inglés asignados para 236 mil escuelas del nivel básico en cada una de las entidades federativas, Juan Gaspar Arechiga no está en esa estadística.

Él no pertenece a las filas que engranan en el nuevo modelo educativo, pero sin duda sí encaja entre los de mayor vocación en la docencia.

Hace 50 años se dedica a impartir clases de inglés personalizadas, pese a tener más de 20 años de jubilarse y sin contar con un aula o pizarrón para ello, lo hace desde un restaurante de comida rápida ubicado en la Avenida Insurgentes.

Sin haberle pasado si quiera por la cabeza, el inglés llegó a él cuando atravesaba la adolescencia, con 16 años a cuestas.

Su primera intención era incribirse a la extensión de la Escuela de Bellas Artes en ese entonces en el puerto, aprender a tocar el piano y la guitarra, pero la insistencia de una de sus profesoras le hizo revirar a lo que se convertiría en su mayor aventura, la docencia, donde incluso conoció a la mujer que le ayudaría a formar una familia.

El Teacher, como le han apodado con cariño sus alumnos confiesa que ha sido rebelde a los nuevos métodos educativos.

En su caso conserva atesorado el estilo a la 'antigûita' con libros de texto, pero adaptándose en vocablos y gramática a estos tiempos, usando la creatividad para hacer del aprendizaje de otro idioma algo divertido.

Juan Gaspar, está por celebrar su cumpleaños número 74, reconoce que su estado de salud no es del todo óptimo, sin embargo sostiene que la muerte llegaría por él más pronto si decidiera olvidarse de ser Maestro y quedarse en casa.

Sus ojos han visto pasar desde los alumnos más disciplinados, hasta los más quejumbrosos, de todas las edades, desde los que cursan el preescolar en clases con horarios adaptados, hasta adultos mayores, poniendo a disposición de los interesados el número telefónico 6699335598.

Entre las mayores satisfacciones que el inglés le ha traido está la de ver crecer profesionistas teniendo el inglés como herramienta para alcanzar sus metas, llegando a colocarse tanto en el interior del país y en el ámbito internacional en ciudades como Londres, Berlín, Estados Unidos y Canadá, pero sin lugar a dudas la mayor de todas ha sido la de encontrar su rumbo en el aprendizaje de la vida misma.


También te puede interesar

Manos que dan vida, la historia de 'Lenchita'

El twitt que trajo una 'avalancha' para rescatar las playas...

Usan el baile como medicina para el cuerpo, la mente y el al...


Más en Reportajes

Más en Reportajes

PROGRAMAS

Reporteros Pro

NOTICIAS