COEPRISS exhorta a la población a limpiar sus depósitos para almacenar agua

Con el propósito de prevenir enfermedades transmitidas por el agua contaminada

Por Jazmín Tapia

COEPRISS exhorta a la población a limpiar sus depósitos para almacenar agua

La Secretaría de Salud, a través de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Sinaloa (COEPRISS), advirtió que las altas temperaturas determinan el aumento de riesgos en materia sanitaria por lo que es indispensable prevenir realizando acciones de saneamiento básico para proteger la salud como lavar y desinfectar los depósitos para almacenar agua, tales como tinacos, cisternas, piletas y tambos, y mantenerlos bien tapados.

El comisionado Jorge Alan Urbina Vidales advirtió que es fundamental limpiar tinacos, cisternas, piletas, tambos y en general todos los depósitos que utiliza la población para almacenar agua, con el propósito de prevenir enfermedades transmitidas por el agua contaminada –como intestinales, de la piel y parasitosis- y otros riesgos propios del agua acumulada que favorece la reproducción de moscas y mosquitos como el vector transmisor de Dengue, Chikungunya y Zika.

Señaló que la Organización Mundial de la Salud (OMS) define al Saneamiento básico como la tecnología de más bajo costo que permite tener un medio ambiente limpio y sano, tanto en la vivienda como en las proximidades del hogar, así que bajo esta perspectiva, la COEPRISS hace un llamado a la población para seguir las recomendaciones de saneamiento básico para proteger su salud contra riesgos sanitarios en esta temporada de calor.

Urbina Vidales destacó que además de revisar las fuentes y sistemas de abastecimiento de agua para uso y consumo humano es importante contemplar otras acciones preventivas como disposición sanitaria de excretas (letrinas o baños), manejo sanitario de los residuos sólidos, control de la fauna nociva (ratas, cucarachas, pulgas, etc.) y mejoramiento de las condiciones sanitarias y limpieza de la vivienda.


Dijo que se recomienda lavar y desinfectar los depósitos de agua -como cisternas y tinacos- por lo menos dos veces al año  ya que de no hacerlo el agua se puede contaminar y la población se expone a diversas enfermedades. “Esta práctica sistemática es indispensable para preservar la salud de los consumidores de agua almacenada, así como para la prolongación de la vida de nuestras cisternas y tinacos”, dijo.

“La Secretaría de Salud –enfatizó- recomienda una limpieza y desinfección cada 6 meses o por lo menos una vez al año para eliminar bacterias y gérmenes patógenos acumulados en la superficie, además de quitar hongos, moho, ramas, hojas, algas, lama, sarro y otros residuos de tierra, arenas,  gravas y basura en general, en la que en ocasiones pueden aparecer animales pequeños y heces fecales de aves”.

 “Sabemos que el agua contaminada puede provocar padecimientos gastrointestinales como cólera, tifoidea, disentería, diarrea, hepatitis A, parasitosis, amebiasis, rotavirus, salmonelosis e infecciones en los ojos y la piel (dermatológicas), afectando a la población más vulnerable como niños y ancianos”, expuso.


La COEPRISS menciona los siguientes pasos para lavar tinacos y cisternas del hogar:

1.- Prepara el material. Necesitas un cepillo o una escoba, de preferencia nueva, un cepillo de mano, una cubeta, una jerga nueva, un banco con base firme (para poder meterte al tinaco), una manguera, un litro de cloro y un trapo húmedo para proteger las vías respiratorias del cloro.

2.- Cierra los accesos de agua y desconecta. Cierra el paso del agua al tinaco, procurando que se vacíe en su totalidad, desconecta el switch o el interruptor de la bomba y el foco interno antes de entrar a lavar el tinaco o la cisterna, cierra el paso del agua al tinaco y el paso del agua del tinaco a la casa. Retira el flotador y la varilla.

3.- A lavar se ha dicho: cepilla el interior con agua y con jabón con especial cuidado en las uniones de paredes y piso, no utilices detergente. Remoja las suelas de tus zapatos o sandalias en cloro, saca el agua sucia con la ayuda de una jerga y una cubeta. Enjuaga la cisterna o el tinaco con agua limpia, extrae el agua del enjuague con la jerga limpia y la cubeta.


4.- Desinfección. Vacía tres tapas de cloro en una cubeta llena de agua, con esa solución talla el piso, paredes y techo del tinaco o cisterna, deja que la solución se quede unos 30 minutos en las paredes y techo, esto es para asegurarnos de una buena desinfección.

5.- Protección. Antes de realizar el paso número 4, por bien de tu salud, evita permanecer dentro del tinaco o cisterna más de 10 minutos, no inhales el cloro y coloca un trapo húmedo y limpio sobre tu nariz y boca.

6.- Vuelve a enjuagar. Después de esperar los 30 minutos para que el cloro haga efecto, enjuaga de nuevo con agua limpia y retira el agua del enjuague del tinaco.

7.- Llena de nuevo. Abre la llave y llena el tinaco o la cisterna con agua, coloca la varilla, el flotador y conecta de nuevo el switch y el interruptor de la bomba.

También te puede interesar:

Tercer Encuentro DiabetIMSS

Centro de Rehabilitación Casa Manantial hará pelucas oncológ...

24 casos de dengue en Sinaloa

Más en Salud

Más en Salud

PROGRAMAS

Reporteros Pro

NOTICIAS