Nueva Zelanda cobrará por los eructos y desechos de sus ovejas y ganado

El gobierno de Nueva Zelanda ha propuesto una forma novedosa de combatir el cambio climático: cobrar a los agricultores por los eructos, los pedos y los desechos de los animales de granja.

Por Redacción TVP

Nueva Zelanda cobrará por los eructos y desechos de sus ovejas y ganado Foto: Freepik

Nueva Zelanda es un país progresista y respetuoso con el medio ambiente, pero también una tierra donde las ovejas y el ganado superan en número a las personas .

Las ovejas, las vacas y otros tipos de ganado contribuyen al cambio climático de varias maneras, incluso al pastar en tierras que fueron taladas para dejarles espacio y al comer granos cultivados donde alguna vez hubo bosques. Pero también crean directamente emisiones que calientan el planeta, como un subproducto de su digestión, que libera metano, un poderoso gas de efecto invernadero.

Entonces, como parte de un sistema de venta de créditos de emisiones negociables, Nueva Zelanda quiere exigir a los ganaderos que compren créditos por el metano que produce su ganado.


"No hay duda de que tenemos que reducir la cantidad de metano que lanzamos a la atmósfera, y un sistema efectivo de fijación de precios de las emisiones para la agricultura desempeñará un papel clave en la forma en que lo logremos", dijo James Shaw, ministro de Cambio Climático de Nueva Zelanda, le dijo a BBC News la semana pasada .

El metano es el segundo gas de efecto invernadero más frecuente después del dióxido de carbono, y la mayoría de las emisiones de metano provienen de la actividad humana.

Dado que el metano provoca mucho más calentamiento que el carbono en las primeras décadas después de su liberación, pero luego se disipa en la atmósfera más rápidamente, es esencial reducir las emisiones de metano para evitar un cambio climático catastrófico, según el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático.

El presidente Biden y la Unión Europea dieron a conocer un esfuerzo global para reducir las emisiones de metano en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en Glasgow, Escocia, en noviembre pasado.

Contrariamente a los interminables chistes republicanos sobre cómo los demócratas quieren prohibir los pedos de las vacas, los eructos son en realidad el problema más generalizado del cambio climático.

Como explica WebMD, que hábilmente etiquetó el plan de Nueva Zelanda como "un impuesto a la gasolina animal", las vacas y las ovejas tienen estómagos con compartimentos separados, uno de los cuales, conocido como la cámara del rumen, está lleno de microbios que descomponen las plantas que comen. Ese proceso produce dióxido de carbono y metano, que expulsan a la atmósfera.

“Las vacas son comedores bastante repugnantes, con metano proveniente de ambos extremos”, dijo Christopher Field, del Instituto Stanford Woods para el Medio Ambiente, a Associated Press en 2019. “Pero la mayor parte proviene del eructo”.

Según una estimación citada por Associated Press, “el metano emitido por el ganado rumiante representa alrededor del 5.5% de los gases de efecto invernadero que provienen de la actividad humana”.

Las emisiones totales de gases de efecto invernadero de todo el ganado, incluido el almacenamiento de estiércol, el transporte, etc, representa el 14.5% de todas las emisiones globales, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación.

El impuesto al eructo de Nueva Zelanda entraría en vigor en 2025, y también proporcionaría a los agricultores subsidios para cambiar su ganado a una dieta especial que evite la generación de gases de efecto invernadero, como alimentarlos con algas marinas en lugar de pasto o granos, o para compensar las emisiones al plantar árboles.

El país también invertirá dinero en investigaciones que podrían promover otras soluciones tecnológicas, como equipar a los animales con máscaras que capturen sus emisiones, o crianza selectiva de vacas que eructan menos.

Incluso la industria agrícola de Nueva Zelanda es solidaria.

Hemos estado trabajando con el gobierno y otras organizaciones en esto durante años para obtener un enfoque que no cierre la agricultura en Nueva Zelanda, por lo que hemos aprobado muchas cosas con las que estamos contentos”, Andrew Hoggard, un granjero lechero y presidente nacional de Federated Farmers of New Zealand, le dijo a la BBC.

#LasNoticiasTVP #TVP #MuchoMásQueTelevisión

Otras noticias de este viernes 17 de junio:

Se mantendrá “todo el año” el subsidio a las gasolinas ante la inflación, asegura AMLO

El Reino Unido autoriza la entrega de Assange a EEUU

China pagará 1,492 dólares por delatar a vecinos con Covid

Se entera que será padre e ignora a su mujer por los amigos (video viral)

Exhiben a restaurante que cobró 150 pesos por música en vivo (viral)



Más en Internacional

Más en Internacional

PROGRAMAS

Futbol Femenil

NOTICIAS

Clientes