Cómo preparar pizza en casa

Por La Sazón de Ritmo

Porciones:
Cómo preparar pizza en casa

INGREDIENTES

PREPARACIÓN

Preparación de la masa: 

  1. En un envase plástico grande mezcla la levadura y el agua. Agrega las 2 cucharadas de aceite vegetal, revuelve un poco con los dedos y comienza a incorporar la harina de trigo poco a poco. Agrega también la pizca de sal y de azúcar. 
  2. Utiliza primero una sola mano para mezclar. En un principio se te va a pegar insoportablemente en los dedos, sigue mezclando y agregando la harina poco a poco. 
  3. Para este momento la mezcla comenzará a estar menos pegajosa. Debes seguir amasándola, con las dos manos ahora, hasta que no se te pegue en los dedos. Esto toma varios minutos. Si aun se te pega mucho, ponle más harina.
  4. Cuando ya casi no se te pegue, sácala del envase y ponla en una superficie plana, limpia y con un poquito de harina. Amasa con fuerza por unos 10 minutos. Estírala y vuélvela a juntar repetidas veces, la idea es que la masa se ponga elástica. Si aun se te sigue pegando un poco en los dedos, agrégale más harina, pero siempre en pequeñas porciones. Sigue amasando hasta que luzca compacta y uniforme. 
  5. Luego de esto coloca la masa para pizza nuevamente en el recipiente plástico y tápalo con un paño limpio y oscuro. Deja reposar por 1 hora. Con esto vas a permitir que la levadura incorporada comience a actuar, haciendo que aumente su tamaño. 
  6. Transcurrido este tiempo destapa el envase, seguramente te encontrarás con que la masa ha crecido. Lo ideal es que haya duplicado. 
  7. Ponla en la superficie plana donde la trabajaste anteriormente con otro poquito de harina. 
  8. Amásala con fuerza unos 5 minutos y comienza a estirarla poco a poco, buscando darle la clásica forma redonda de pizza, ó cuadrada, rectangular, dependiendo de tu bandeja. 
  9. Parar lograr esto puedes valerte del famoso rodillo. 
  10. Estira la masa de forma uniforme por todos lados hasta que consigas el tamaño que necesitas, que en este caso es el mismo de la bandeja/molde, unos 40 centímetros de diámetro aproximadamente. 
  11. Cuando tenga este tamaño traspásala con cuidado a dicha bandeja. 
  12. Si le falta cubrir superficie, intenta estirar la masa de pizza con los dedos, con precaución. Si se sale un poco por los lados, usa un cuchillo para retirar los excesos. 
  13. Una vez puesta y bien distribuida la masa en el molde, déjala reposar unos 5 minutos más. Puedes aprovechar este tiempo para preparar los ingredientes de la pizza y precalentar el horno.

Preparación de los ingredientes de la pizza 

  1. Muele los tomates en un procesador de alimentos ó en una licuadora. También puedes aplastarlos con un tenedor para que queden trozos sueltos. Agrégale una pizca de sal y de orégano a esta salsa. 
  2. Ralla el queso mozzarella. 
  3. Pica todos los demás ingredientes: el jamón, la cebolla y el pimentón en tiras, y si usas pepperoni ó salchichas, en rodajas muy finas, aunque seguramente ya te lo habrán vendido así. 

Armado de la pizza 

  1. Agrega la salsa de tomate sobre tu masa de pizza previamente preparada y lista en su respectivo molde. Esparce bien la salsa con ayuda de una cuchara para que quede uniforme en todos lados.
  2. A continuación ponle el queso mozzarella rallado y luego los demás ingredientes. 
  3. Lleva al horno, previamente precalentado a 200 grados centígrados. 
  4. Deja cocinar por 10-15 minutos. Vigila que no se vaya a quemar. 
  5. El punto exacto de la pizza es: el queso derretido y ligeramente dorado por arriba, y la masa de pizza ligeramente marrón por debajo. Debe poder quebrarse con facilidad sin llegar a ser una galleta. 
  6. Algunas personas prefieren su pizza más o menos gruesa y más o menos crocantes por debajo. Esto lo vas a decidir tú según tu gusto y lo puedes ir adaptando en preparaciones posteriores.

deliciosas recetas por probar ...

deliciosas recetas por probar ...

Loading...